Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Los protagonistas de los casos de acceso a la tierra del Movimiento Regional por la Tierra y el Territorio son los principales portavoces de estas experiencias de lucha por el territorio. En esta oportunidad compartimos el testimonio de Juan Carlos Marcani de la Comisión de Justicia y Enlace jurídico e interlegal de la Central Agraria de Zongo quien relata los pormenores del caso número 83 titulado La defensa territorial desde la jurisdicción indígena de Zongo.

En la localidad de Zongo, departamento de La Paz, Bolivia  se desata la expulsión del empresario minero Oscar Bellotas gracias al accionar de los  comunarios quienes lograron frenar sus atropellos y acceder a las tierras acaparadas. Este caso fue planteado ante el sistema de justicia del Estado boliviano que deslindó competencia hacia el sistema de justicia indígena originario campesino.

Marcani relata que el hecho detonador del conflicto fue la explotación laboral de Bellota hacia los obreros oriundos del lugar. En las asambleas de la central agraria, el empresario negaba someterse a las decisiones de la comunidad y amedrentaba con procesos penales a los dirigentes. En esta confrontación fueron perseguidos penalmente y encarcelados 33 campesinos de Zongo.

A pesar de que la norma sobre deslinde jurisdiccional restringe a la justicia indígena originaria campesina para conocer casos del ámbito penal, ambiental, militar, civil, familiar, etc., los comunarios lograron abrir y procesar el caso de la expulsión de Bellota en su propia jurisdicción, con sus propias normas y sus autoridades.

“La justicia indígena ha resuelto recuperar el territorio, su autodeterminación y sus tierras”, dice Marcani. Bellota continúa con la concesión minera y la explotación del subsuelo, pero no restringe más el paso de los comunarios por las tierras que están en la superficie de la concesión.

La justicia indígena, sin embargo, no analizó el caso de los asalariados explotados por Bellota. Los obreros que fueron encarcelados por el empresario, o abandonaron la comunidad, o murieron o retornaron a labores mineras en la misma empresa. 

Marcani explica que el proceso en la justicia indígena logró que Bellota detenga el amedrentamiento a los comunarios (los obreros obtuvieron su libertad), levante las restricciones de acceso a las tierras de la superficie de la mina, ponga en regla los documentos de funcionamiento de la concesión y cumpla con tener “trabajadores bien pagados”. 

El caso número 83 “La defensa territorial desde la jurisdicción indígena de Zongo”, del Movimiento Regional por la Tierra y Territorio, fue sistematizado por el investigador Pedro Pachaguaya y por Juan Carlos Marcani. Para conocer el caso completo visita: www.porlatierra.org o descárgalo en formato PDF.

Comentarios   

0 # Pedro Portugal 19-02-2016 07:53
Si el resultado fue que "el proceso en la justicia indígena logró que Bellota detenga el amedrentamiento a los comunarios (los obreros obtuvieron su libertad), levante las restricciones de acceso a las tierras de la superficie de la mina, ponga en regla los documentos de funcionamiento de la concesión y cumpla con tener “trabajadores bien pagados”, los éxitos de esta Justicia Originaria son limitados y más bien legitimadores de la explotación de minas privadas en zonas indígenas..
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar