Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

La experiencia de mercados campesinos en el departamento de Cundinamarca, Colombia,  comenzó  en 2004,  como iniciativa  de la alcaldía de Bogotá, para ayudar a enfrentar los problemas de la pobreza, y la desnutrición de la  población pobre en la ciudad. 

Dos años después,  el proyecto ya contaba con reglamentación, a partir del  Decreto 315,  parte de una política para asegurar la adquisición de productos a precio justo y la lucha contra las redes de intermediación en la ciudad, tratando de romper el sistema de intermediación entre productores y consumidores que tienen muchos eslabones, encareciendo innecesariamente los productos para el consumidor y disminuyen el ingreso de los productores directos. Al mismo tiempo,  se  lanzó el Plan Maestro de Abastecimiento de Alimentos y de Seguridad Alimentaria de Bogotá. 

Sobre esta experiencia aproximadamente 18 personas dialogaron ampliamente durante el Convite que promovieron el Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica (IPDRS),  en colaboración con Agrónomos y Veterinarios Sin Fronteras (AVSF) y el Posgrado en Desarrollo de la Universidad Mayor de San Andrés (CIDES UMSA). La conferencia que motivó el evento estuvo a cargo del profesor e investigador francés Benoit Bichon Marfaux. 

El expositor brindó una contextualización respecto a los mercados campesinos como política pública específica, explicando  la dificultad de construir redes entre asociaciones de productores y de lo que significaron  organizar el acopio de los productos y la lucha para poder utilizar los espacios públicos para la venta abierta.

Las redes permitieron promover la organización de asociaciones  de productores campesinos en Colombia,  con la participación de entre 20 y 30 asociados, que cuentan con un  promotor.  Se definió también un comité de interlocución por municipio, con lo cual actualmente  hay 61 municipios de los alrededores de la capital  que participan la dinámica de mercado campesinos.

En otros aspectos de la exposición se dialogó sobre el funcionamiento de la economía social y, sobre todo, de la denominada economía informal. Benoit Bichon Marfaux desarrolló temas relacionados con la logística y el emprendimiento social como un reto de la gestión económica en un territorio para buscar políticas públicas específicamente destinadas a poner en marcha experiencias de mercados campesinos, principalmente en países como Colombia, en donde las políticas públicas responden más a los intereses de la agroindustria que a las necesidades de la pequeña producción campesina.

Mayor información sobre la experiencia de Mercados Campesinos en Colombia visite: Mercado Campesino en la Plaza Bolívar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar