Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Durante la mañana del pasado martes, se desarrolló la presentación de la investigación “Desterrados: Tierra, poder y Desigualdad en América Latina”, respaldada por Oxfam Bolivia junto a una mesa de comentarios a cargo de Ruth Bautista Durán, investigadora del IPDRS y Gonzalo Colque, director de la Fundación Tierra.

Durante el conversatorio, Carlos Aguilar, Director País de Oxfam, mencionó que la importancia de esta investigación se centra principalmente en la visibilización de la desigualdad de género en el acceso a tierra, el reparto de sus beneficios y su explotación. Señaló que hoy la concentración en el reparto y control de la tierra es aún mayor que antes de ponerse en marcha políticas redistributivas en la década de 1960. Por último, hizo hincapié en 10 recomendaciones, tras la labor investigativa plasmada en alrededor de 100 páginas, hacia los gobiernos de la región, empresas, corporaciones e instituciones internacionales influyentes como la comisión Económica para América Latina y el Caribe y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

“La tierra es el principal y hasta el único activo que poseen las familias rurales, la tierra marca la diferencia entre la subsistencia y la pobreza extrema”. Desde esas palabras, la investigadora Ruth Bautista validó aspectos plasmados en la investigación como la concentración de la tierra y concentración el poder, el anonimato de actores sobre el dominio de tierras, el control de multinacionales y la lucha incesante por la tierra.

El día 5 de diciembre, Oscar Bazoberry, Coordinador del IPDRS asistió a la sede de la Coordenação Nacional de la Comissão Pasoral da Terra de Brasil - CPT. La reunión fue motivada por la coincidencia de la Coordinación del CPT y del IPDRS en encontrar caminos que puedan potenciar el trabajo que vienen realizando las organizaciones en cuanto al acceso a la tierra y la vocación de desarrollo sostenible que conlleva la vida campesina, indígena y afrodescendiente.

A decir de Oscar Bazoberry, si bien conocía el trabajo de la CPT, es la primera vez que tiene la oportunidad de conversar sobre iniciativas conjuntas, conocer a los representantes de la coordinación de distintas regiones del Brasil y  adentrarse en las publicaciones que gentilmente se han compartido.

Una  literatura con vida,  testimonios, compromiso, denuncia y esperanza; ha destacado la publicación “CPT, 40 anos de fé, rebeldia y esperança” que muestra la trayectoria desde muchos puntos de vista y compromiso de ya generaciones de acompañar en el terreno, estar ahí, al lado como clave de una doctrina de servicio que se ha mantenido a pesar de los cambios del entorno. Por supuesto está la sistemática publicación anual “Conflicto no campo de Brasil”  que corresponde a la presencia extendida y nacional de un conjunto humanos, hombres y mujeres, tan diversos como su país.


Bajo el  impresionante sol que iluminó la plaza principal del pueblo de Yura, el pasado sábado 26 de noviembre, se celebró el Cabildo Indígena que determinaría la decisión de los 4 ayllus (Qullana, Wisijsa, Chicuchi y Qhurqa) y sus 43 comunidades por la autonomía indígena con base territorial. Invitados al acto de consulta, el IPDRS relata  un poco de la experiencia en este territorio ancestral.

Jatun Ayllu Yura, quedó reducido a ser un distrito más del municipio Tomave (provincia Antonio Quijarro del departamento de Potosí) en la época de la república; su centro administrativo resulta distante y excluyente para el testimonio de los yuras. De tal forma, y según varios quraqas y ex autoridades originarias, relataron en el cabildo, la autonomía indígena es una posibilidad para ellos desde el año 2012.

Luego de revisar datos, escuchar a distintos actores y debatir los principales conflictos que hacen al contexto lechero boliviano el Foro virtual Interaprendizaje inicia su tercera semana para construir alternativas de solución.

Las contribuciones a este foro vienen de distintas regiones a pesar de los problemas con la velocidad de internet. Así, es el caso de Arlington Pereira, productor de leche, instalado en Guayaramerín , departamento de Beni, que hizo llegar en audios sus análisis sobre tecnologías alimentarias y la relación con el precio de la leche y la experiencia de los productores de leche en el contexto de la frontera Bolivia- Brasil.

 

En Sudamérica existe un sistema dual de tenencia de tierras: comunidades campesinas e indígenas, con formas de propiedad y producción tradicionales y colectivas, y por otro lado, tiene a medianas y grandes empresas agropecuarias, ligadas a procesos de concentración de tierras y de capital, con un modelo productivo basado en agroquímicos. Bajo este sistema dual de propiedad y producción, los pueblos indígenas y las comunidades campesinas están perdiendo terreno, literal y figurativamente.

En los últimos 15 años, varios países de la región, de la mano de movimientos sociales cercanos a los gobiernos, han logrado cambiar sus Constituciones incorporando elementos más amplios en cuanto regulación y garantías para el derecho integral de la tierra y su distribución; pero durante los años 90, la mayoría de los países sudamericanos reformaron sus leyes agrarias desde un enfoque partidario del mercado que se contrapone a las medidas constitucionales mencionadas; determinando que a pesar de la importancia de las tierras colectivas para los pueblos campesinos, indígenas y afro descendientes de Sudamérica, en las actuales políticas agrarias de nuestros países,  los avances en cuanto a su reconocimiento no han sido los esperados, los derechos colectivos reconocidos se encuentren en confrontación con otras normas que privilegian la propiedad privada y el mercado de tierras.