Artículos de opinión

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Argentina: No podemos permitir que nos fumiguen con Agrotóxicos

Movimiento Nacional Campesino Indígena

Martes, 24 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Con la masiva participación de más de 700 asistentes procedentes de varias provincias del Ecuador, se realizó el Decimo Congreso Ecuatoriano de Sociologia, Ciencias Sociales y Politicas del 17 al 19 de Noviembre, en la Universidad Central del Ecuador.

En el evento se desarrollaron un total de 250 ponencias, en alrededor de 75 paneles, convocados en torno a ocho ejes temáticos. Como actividades complementarias tambien se realizaron una feria del libro, eventos de presentacion de publicaciones y un ciclo de cine ecuatoriano sobre temas politicos.

El Congreso evidenció la vitalidad de las ciencias sociales ecuatorianas, la incorporacion de nueva generacion de sociologos/as y politologos/as, perspectivas de criticidad ante procesos nacionales y regionales, los aportes ante tematicas tanto clasicas como innovadoras y fue posible gracias a esfuerzos de autogestion y con autonomia de las carreras y departamentos de la Universidad Central, Universidad Catolica, Universidad de Cuenca, Universidad de Guayaquil y la Politecnica Nacional.

Cinco años han pasado desde que la Corte Constitucional dictaminará en su sentencia No. 001-10-SIN-CC , numeral 2 y 3 que “la consulta Pre-legislativa es de carácter sustancial y no formal” y que “toda actividad minera que se pretenda realizar en los territorios de las comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, afroecuatorianas y montubias, en todas sus fases, a partir de la publicación de la presente sentencia, deberá someterse al proceso de consulta previa establecido en el artículo 57, numeral 7 de la Constitución, en concordancia con las reglas establecidas por esta Corte, hasta tanto la Asamblea Nacional expida la correspondiente ley”. Esta sentencia fue el resultado de las acciones de inconstitucionalidad que se interpusieron en contra de la Ley de Minería en el 2009, que a pesar de no declararla inconstitucional, dejó establecidas aquellas obligaciones en materia de consulta a pueblos y comunidades indígenas.

Las mujeres en el área rural trabajan 81:36 horas a la semana, 5:48 horas más que las mujeres del área urbana; el peso de las tareas domésticas y el tiempo demandado para su cumplimiento es mayor, entre otras causas, debido al limitado acceso a los recursos productivos como agua, y servicios en las viviendas (INEC-CONAMU, 2008 en Agenda Nacional de las Mujeres y la Igualdad de Género 2014-2017).

El tiempo de trabajo de las mujeres indígenas es de 86:45 horas a la semana, mientras el de los hombres es 62:08 horas; es decir, ellas trabajan 24:36 horas más a la semana que los hombres indígenas (INEC-CDT Encuesta específica de uso de tiempo 2012 en Agenda Nacional de las Mujeres y la Igualdad de Género 2014-2017).

Las mujeres rurales desempeñan un papel fundamental en la producción de alimentos y la construcción de la Soberanía Alimentaria pero tienen limitado acceso a recursos productivos.

De 17 al 19 de noviembre la Universidad Central del Ecuador, en Quito será sede del Décimo Congreso Ecuatoriano de Sociología, Ciencias Sociales y Políticas evento que plantea ocho ejes temáticos, uno de ellos referido a: "Transformaciones rurales en Ecuador y la Región", en el que se desarrollarán cinco mesas de exposición.

El Congreso está dirigido a académicos/as de cualquier disciplina que planteen la utilización de herramientas científicas, hermenéuticas, y especulativas para delinear posicionamientos críticos sobre cualquiera de las dimensiones estructurales (ya sean económicas, políticas, o culturales), en el contexto Ecuatoriano y o Latinoamericano. 

El 15 de octubre de 2015, en la Ciudad de Guayaquil, se desarrolló el “Encuentro Nacional de Mujeres Rurales por el Derecho a la Alimentación”, evento que contó con la participación de representantes de organizaciones campesinas de la Costa, Sierra y Amazonía[1]. Este evento organizado por FIAN Ecuador, contó además con el respaldo del Observatorio de Cambio Rural (OCARU), Instituto de Estudios Ecuatorianos (IEE), Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES), Federación de Centros Agrícolas y Organizaciones Campesinas del Litoral (FECAOL) y FIAN Suecia.