Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Raúl Zibechi nos compartió su análisis de lo que esta aconteciendo en Ecuador, Brasil y Grecia. El papel de los movimientos populares, las izquierdas, la derecha y los límites de la construcción en la institucionalidad

Bienvenido Raúl, querríamos tener tu perspectiva, siempre crítica, sobre lo que está sucediendo en Ecuador primeramente.

En Ecuador hay un levantamiento indígena apoyado por los sindicatos. El levantamiento indígena comenzó el 2 de agosto con marchas desde el Sur, y luego desde el norte, que confluyeron en Quito el día 13. Ese día los sindicatos realizaron un paro de actividades. Se realizó una gran marcha que reunión entre 80 y 100 mil personas, la más grande que se hizo bajo el régimen de Correa, con algunas demandas que son importantes destacar para que se vea el tipo de conflicto que hay.

“La perpetua violación de los derechos humanos en el trabajo que realizan miles de ciudadanos ecuatorianos en las plantaciones de banano en por lo menos seis provincias del Ecuador, no es nuevo”, se denunciaba en una queja presentada ante la Defensoría del Pueblo en el año 2010. Además, advertía que la violación de los derechos humanos y constitucionales se daba por un lado, en el abuso de los empleadores o empresarios bananeros; y por otro lado, en la ausencia del Estado ecuatoriano en su capacidad de control. Concluía solicitando la realización de una profunda investigación de los hechos denunciados.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), Jorge Herrera, proclamó oficialmente el inicio del levantamiento indígena en la ciudad de Latacunga (Cotopaxi), aprovechando el paso de la “Marcha por la dignidad y la vida” por dicha ciudad. Una marcha que comenzó su andadura el pasado día 2 de agosto en la parroquia de Tundayme (Zamora Chinchipe), a orillas del río Quimi. Después de recorrer aproximadamente 500 kilómetros, la marcha se encuentra ya en las proximidades de Quito, y tiene previsto ingresar por el sur de la ciudad y unirse así al Paro Nacional programado por las centrales sindicales para el próximo jueves. Acciones que la CONAIE aprobó en su última Asamblea Anual Ordinaria celebrada el pasado mes de julio. Para profundizar sobre estas cuestiones,  charlamos con Jorge Herrera, que asegura que la intención no es tumbar al Gobierno pero que “si se pone terco y la sociedad se levanta, entonces ya sale de nuestra responsabilidad.”

El Gobierno de Alianza País ha desperdiciado la oportunidad del período de bonanza para reorientar la economía hacia un modelo productivo y soberano. Ante la crisis, que se presenta inicialmente como iliquidez fiscal, busca refugio en el realineamiento con el capital global en dirección a las políticas de un nuevo Tratado de Libre Comercio, a un nuevo ciclo de endeudamiento externo y a una nueva fase extractivista, sobre todo en torno a la minería. Nuevamente los costos de la crisis se trasladan hacia abajo; por lo cual la resistencia popular ha ido en aumento.

Un ritual indígena en la plaza de San Roque despidió ayer a los indígenas y dirigentes sociales que marchan hacia Quito para exigir reformas al régimen. Durante la tarde recorrieron la provincia del Cañar y hoy tienen previsto llegar a Chimborazo.

Los manifestantes piden al régimen el archivo de los proyectos de reformas a la Constitución, que se reabran las escuelas comunitarias, se retome el aporte del 40 por ciento del Estado al IESS, prohibir la minería y la extracción petrolera cerca de fuentes de agua, y que “todos los ecuatorianos seamos consultados sobre la forma de gobernar de este Régimen”, dijo el dirigente de la Conaie Rómulo Acacho.