Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Un informe del Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (SANIPES) encontró que los pescados que consumen las comunidades de las cuencas de los ríos Chiriaco y Morona, en Amazonas y Loreto, respectivamente, no son aptos para el consumo humano.  

De este modo, el organismo adscrito al Ministerio de la Producción echó por tierra la afirmación que hizo el ingeniero de Petroperú Víctor Huarcaya Palomino, ante decenas de padres de familia de la comunidad nativa de Wachapea, Amazonas, con motivo de los derrames de petróleo que se produjeron a inicios de año. 

A mediados de marzo, cuando apenas habían transcurrido semanas desde que se dio el primer derrame -el 25 de enero-, el citado funcionario afirmó tajante que "los pescados del río Chiriaco se pueden comer", e incluso alentó a los padres de familia a que lo hagan. 

Según su argumentación, un estudio encargado por Petroperú, empresa responsable de los derrames, dio como resultado que los ríos no tenían sustancias tóxicas para el ser humano. 

Ante estos hechos, Juan Carlos Ruiz Molleda, abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), manifestó su indignación y remarcó, en entrevista con Radio San Borja, que el Sanipes a través de su informe "ha ordenado que se restrinja la extracción de estos consumos hidrobiológicos en estas zonas, al existir la presencia de metales pesados en diversas muestras, como cadmio y plomo".

En ese sentido, indicó que debe recaer una sanción sobre el funcionario de la empresa estatal por mentirle a la población con un tema tan delicado como es la salud. 

Intervención inmediata

De otro lado, Ruiz Molleda pidió la intervención de los sectores competentes. "¿Dónde está el OEFA?, ¿dónde está el Ministerio de Salud?", preguntó enfático ante el silencio de ambas instituciones. El abogado alertó que en estos momentos urge que personal de salud ingrese a las comunidades para atender a la población afectada. 

A su turno, el médico Fernando Osores Plenge, quien visitó la zona y estuvo en contacto con la población expuesta a la contaminación, acusó al Estado de "mentir y ocultar información".

Advirtió que se trata de una conducta sistemática del gobierno de maltrato hacia las comunidades nativas. El médico citó el caso del derrame de Cuninico, en Loreto, que se produjo hace casi dos años y que también es responsabilidad de Petroperú. Según explicó, estudios realizados sobre este derrame siguen sin conocerse.

Petroperú no permitió toma de muestras en Chiriaco

Algo que llamó la atención de los expertos fue que el informe del Sanipes, que se hizo público a raíz de un pedido de información presentado por el IDL, revela que Petroperú se opuso a la toma de muestras en el caso de Chiriaco, por lo que estas no corresponden a la zona donde se dio propiamente el derrame.  

"Es decir, Petroperú impidió que Sanipes, funcionarios del Estado tomen muestras. Eso es absolutamente grave”, aseveró Ruiz Molleda. 

Explicó que según fuentes de la zona, en el caso de Cuninico también ocurrió lo mismo, también se habría impedido la toma de muestras. 

Cabe precisar que los derrames en Chiriaco y Morona se produjeron el 25 de enero y 3 de febrero, respectivamente, producto del mal estado en el que se encuentra el Oleoducto Norperuano que opera la petrolera estatal. 

 

Fotografía: OEFA

Texto: Servindi

Artículo original disponible en: http://www.servindi.org/actualidad-noticias/20/04/2016/ingeniero-de-petroperu-mintio-sobre-la-calidad-del-pescado-en

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar