Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

La buena noticia llegó por vía de la asociación Grufides. Maxima Acuña recibió la notificación de la Resolución del Juzgado Mixto de Celendín que revoca la absurda medida cautelar que impedía a Máxima y su familia realizar cualquier tipo de trabajo en su propio predio, incluso cultivar alimentos para su manutención.

La medida solicitada por la empresa minera Yanacocha le permitió ingresar varias veces a su predio y destruir lo que encontraba a su paso o sacar sus pertenencias, incluso sus cultivos, con el pretexto de hacer cumplir la medida cautelar expedida el 2015.

Con esta nueva resolución la justicia le otorga la razón a Maxima Acuña y se levanta la irracional medida permitiéndole que vuelva a trabajar la tierra.

Máxima le vuelve a ganar a Yanacocha

El triunfo jurídico de Máxima explica la furia incontenible de la empresa que emprendió una campaña de desprestigio y desinformación en su contra por medio de sus trabajadores y de diversos operadores.

"Ahora se por qué estan rabiosos. Yo les estoy demostrando que estoy en la ley", dijo Máxima Acuña al enterarse de esta resolución que la beneficia.

Grufides alerta que mientras tanto la empresa Minera Yanacocha a través de sus trabajadores y de diversos operadores, vía las redes sociales, continúa con una campaña de desprestigio y desinformación en contra de Máxima Acuña y de la causa que defiende.

 

Fotografía: Servindi

Artículo original disponible en: http://goo.gl/DgNTxm

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar