Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Un campamento de tala ilegal ha sido desmantelado y quince madereros han sido expulsados en una reserva para indígenas aislados en Perú.

La Reserva Territorial Isconahua fue establecida en 1998 para proteger a los indígenas isconahuas que viven en sus selvas. Está prohibida la entrada de foráneos a la reserva.

Sin embargo los madereros ilegales han invadido el territorio durante años. Su presencia amenaza la mera supervivencia de los indígenas no contactados que habitan en su interior.

En Perú, quince grupos de indígenas en aislamiento se enfrentan a varias amenazas en sus tierras, incluidas la tala ilegal, la minería de oro, el narcotráfico y los proyectos de hidrocarburos. Survival lleva muchos años ejerciendo presión contra estas amenazas y exigiendo la adopción de mayores medidas de protección.

Aunque el Gobierno peruano ha dado los primeros pasos para combatir la tala ilegal, se requieren esfuerzos a gran escala por todo el país para que los indígenas aislados puedan estar a salvo.

En las últimas décadas varios pueblos indígenas aislados de Perú han sido forzosamente contactados y muchas personas han muerto como resultado.

Todos los pueblos indígenas aislados se enfrentan a una catástrofe a menos que sus tierras sean protegidas.

 

Fotografía: FENAMAD

Texto: Survival

Artículo original disponible en: http://www.survival.es/noticias/11274

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar