Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El Gobernador Gilmer Horna Corrales mostró su preocupación e indignación por la forma como presuntamente Petroperú, trata de responsabilizar a los pobladores de las comunidades nativas de Toyunza, de ocasionar el derrame del petróleo crudo, de haber roto las tuberías del Oleoducto Nor Peruano con sierras y cinceles, hecho ocurrido a la altura del kilómetro 370, entre las estaciones cinco y seis, a una hora de distancia del río Nieva, provincia de Condorcanqui.

Horna Corrales, quien se trasladó hasta el lugar del derrame, tras suspender algunas diligencias pendientes en la ciudad Lima, se reunió con los líderes de la zona integrada por las etnias Awajun y Wampis, quienes le expresaron cómo sucedieron los hechos, lo cual ha conllevado a la contaminación ambiental, daños a la agricultura, malogrando sembríos de panllevar y otros, contaminación de las aguas de una quebrada del lugar, líquido que discurren hasta el río Nieva.

La autoridad regional sostuvo que en las próximas horas gestará una cita en la Mesa de Diálogo, que funciona en la sede del Gobierno Regional en Chachapoyas, debiendo estar presente los representantes de OEFA, OSINERMING, Fiscalía Ambiental, apus de las comunidades nativas de José Olaya, Los Laureles, Nueva Unidad, Bajo  Washing, Sakgu y San Pedro, Shono y otros, para evaluar los daños y analizar las acciones a tomar.

Horna Corrales, quien cuestionó el tercer derrame de petróleo, llegó con la comitiva de funcionarios que lo acompañaron, caso del director regional de Salud Amazonas, médico Jimy Perleche Guevara, representante de la Red de Salud Amazonas y otros, también llevó agua embotellada a los comuneros de la zona, colchones, “comida congelada”, ollas, además de utensilios y sábanas.

Por otro lado, la bióloga del sector Salud señaló que ellos seguirán evaluando los daños, además de recomendar a las cinco familias próximas a la quebrada de Toyunza a no hacer uso de sus aguas, para prevenir algunos hechos que más adelante puedan perjudicar su salud, menos extraer cualquier producto hidrobiológico.

Trabajo OEFA Lima

Aproximadamente, doce comunidades nativas serían las perjudicadas con el derrame de petróleo crudo ocurrido en la comunidad nativa de Toyunza, tras la evaluación preliminar de daños que realizaran los inspectores de la Oficina de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).

El ingeniero Rafael Rojas Rodríguez (coordinador general de asuntos ambientales de la OEFA), quien juntamente con Ernesto Ayala Huamán y Luis Gustavo Espinoza Gómez, tomaron las muestras de agua y suelo, demostrando presuntamente en el mapeo afectado por el crudo, con alcances de radio de contaminación es de 0.44, 0.78 y 2.15 kilómetros, en los sectores José Olaya, Los Laureles, Nueva Unidad, Bajo  Washing, Sakgu y San Pedro, Shono, Nuevo Progreso, Parcelación Monterrico y Santa Fe.

Se sabe que el ingeniero José Andía Cavides, tras permanecer en Shiriaco, posteriormente se reunió con los ingenieros en mención para formular los informes respectivos, para conocer la magnitud del derrame del crudo, cuyas tuberías datan de hace aproximadamente 40 años y que transporta el petróleo desde Iquitos hasta la refinería de Talara (Piura), teniendo como paso de penetración parte del territorio de la Región Amazonas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar