Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Paraguay sigue sin sentar postura sobre los polémicos protocolos "democráticos" de Unasur y del Mercosur, firmados durante el gobierno de Fernando Lugo. La Cámara de Senadores tiene frenado el primero, mientras que el segundo, más conocido como Ushuaia II, no fue siquiera remitido por el Ejecutivo. Este último inclusive había sido citado en el libelo acusatorio, que llevó a la destitución del presidente de la república. 

Pese a haber sido calificados de intervencionistas y de atentatorios contra la soberanía de los pueblos, el Paraguay no ha sentado hasta ahora postura sobre los protocolos "democráticos" de Unasur y del Mercosur, este último más conocido como Ushuaia II.

El documento sobre compromiso democrático de Unasur fue enviado al Congreso el pasado 19 de julio, a pedido de las cámaras de Diputados y Senadores. Sin embargo, hasta ahora no fue tratado en plenaria. Ni siquiera fue evaluado en comisión, consecuentemente no se dictaminó sobre el mismo. Fue suscrito en Georgetown, Guyana, el 26 de noviembre de 2010 por el entonces presidente Fernando Lugo.

El texto, en su primer artículo, habilita la intervención de un Estado en otro Estado, o de la Unasur en un Estado cuando interpreta una situación no democrática. Según los detractores del documento, esta disposición viola la soberanía y atenta contra el Art. 143 de la Constitución de nuestro país, que refiere a las relaciones internacionales. El mismo menciona, entre otras cosas, que "la República del Paraguay, en sus relaciones internacionales, acepta el derecho internacional y se ajusta a los siguientes principios: la independencia nacional, la autodeterminación de los pueblos, la no intervención".

En el Senado habría votos suficientes para rechazar el documento, pero hasta ahora no fue tenido en cuenta para ser incluido en el orden del día.

Por otro lado, el protocolo de Montevideo sobre compromiso con la democracia en el Mercosur, más conocido como Ushuaia II, ni siquiera fue puesto aún a consideración del Congreso. Este documento fue firmado en Uruguay, el 20 de diciembre de 2011. El texto es similar al del Unasur.

El canciller José Fernández Estigarribia, la última vez que fue consultado sobre el documento, dijo que iba a "pensar" si ponía o no a consideración del Legislativo.

El expresidente Lugo había sido muy cuestionado por haber firmado este protocolo. Fue una de las razones para ser juzgado por mal desempeño de funciones y destituido del cargo el 22 de junio pasado.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar