Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

La actividad agrícola nacional ha atravesado altos y bajos durante los últimos 14 años. A artir del 2003 se evidenció un repunte en la producción pero entre 2009 y 2012 el agro se mantuvo en recesión. El año pasado hubo recuperación en los rubros básicos. 

En 2012 la superficie cosechada en el sector vegetal creció 7%, al pasar de 2,21 millones de hectáreas cosechadas en 2011 a 2,37 millones de hectáreas el año pasado, según datos plasmados en la Memoria y Cuenta del Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT) de 2012. 

Hubo recuperación en la producción de cereales (maíz, arroz y sorgo), hortalizas, verduras, café, entre otros. El MAT reportó que la producción creció 6,64% en 2012. 
Aunque la superficie cosechada mostró resultados positivos en 2012, el número de hectáreas todavía es 2,46% inferior al registrado en 2010. Según la Memoria y Cuenta del MAT, ese año se cosecharon 2,43 millones de hectáreas.

Además en 2011 la superficie cosechada había disminuido 7,8% con respecto a 2010. En ese mismo período la producción de cereales cayó 20,5% (8% en arroz y 21,2% en maíz) y en cultivos tropicales (café, cacao, Caña de azúcar y tabaco) el descenso fue de 2,7%. 

El sector agrícola privado también reportó que la producción agrícola se recuperó en 2012, pero no hubo crecimiento con respecto a los años anteriores. La actividad se mantiene estancada. 

El país depende de las importaciones de materias primas agrícolas para la elaboración de productos terminados, porque la producción nacional es insuficiente. 

Las principales materias primas que se consumen en el país: arroz, maíz, café, caña de azúcar y sorgo; así como carne de res y pollo, se importan anualmente en volúmenes que oscilan entre 40% y 66% de la demanda nacional. 

De acuerdo con datos de Fedeagro en 2012, la producción nacional de maíz atendió el 34% del consumo del país y 66% se cubrió con importaciones; en el caso del café atendió el 48%. en el caso del arroz paddy el déficit es de 42%. 

En el camino 

Las políticas públicas dirigidas a la agricultura han sido el principal obstáculo del sector agrícola nacional. 

El rezago en los controles de precios en los rubros básicos han afectado la rentabilidad de los productores agrícolas, factor que ha repercutido en las inversiones de nuevas áreas de siembras y mejoras en las unidades de producción. 

Las expropiaciones, intervenciones y rescates de tierras privadas amparadas en la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario han disminuido la inversión en el campo. También han tenido incidencia sobre los niveles de producción en el país, tanto en el sector agrícola vegetal como en el pecuario. La inseguridad jurídica y también personal hay ahuyentado a los agricultores y no hay generación de relevo. 

Tras la expropiación de Agroisleña, principal distribuidor de insumos, semillas y materiales para el sector agrícola, la escasez se ha intensificado. La falta de productos vitales para el mantenimiento de los cultivos ha traído como consecuencia pérdida de rendimiento y, en casos como en las hortalizas, de producción. 

En febrero, el MAT se reunió con los productores privados para evaluar la situación del agro y diseñar políticas para aumentar la producción y reducir la brecha de las importaciones. Durante el primer trimestre de 2013, las solicitudes son las de siempre: precios, insumos y seguridad jurídica.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar