Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El informe del Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) sobre las tierras de Antebi Cué revela que el ochenta por ciento de los 1.587 ocupantes censados oficialmente en 2005, vendieron ilegalmente su derecho a comprar las fincas o sencillamente las abandonaron, dejando en su lugar a los ganaderos, políticos y brasileños que hoy explotan ilegalmente la propiedad.

 El informe es una radiografía estadística que demuestra cómo se ha pervertido el objetivo inicial de la reforma agraria, convirtiendo a los beneficiarios de esta, en simples intermediarios en la compraventa de tierras públicas.

 De acuerdo con el documento que recibió el lunes pasado el propio presidente de la República, Fernando Lugo, de manos del actual presidente del Indert, Marciano Barreto, en el primer censo oficial que se realizó en el año 2005 sobre los ocupantes de las tierras expropiadas a los Antebi, fueron identificadas 1.587 personas. Según el censo que se realizó este año, sin embargo, de aquellos ocupantes hoy solo permanecen en el lugar unas 327 personas.

 Esto significa que, en solo seis años, 1.260 ocupantes vendieron su derecho a tomar posesión de la propiedad y a comprársela al Estado, o sencillamente la abandonaron.

 El mismo Barreto explicó a ÚH que las personas que aparecen en el archivo del Indert de 2005 son las que se inscribieron en el registro censal, lo que representa el paso previo para la adjudicación de la tierra.

 La adjudicación debe ser autorizada por una resolución del Consejo del Indert y -en teoría- solo pueden acceder a ella quienes reúnen los requisitos legales como para ser considerados sujetos de la reforma agraria.

 La adjudicación, propiamente, es el derecho a ocupar, explotar y comprar la propiedad pública; es lo que se conoce como derechera.

 Barreto explicó que en el campo el registro censal se considera un documento casi equivalente a la derechera, y ambos se utilizan para vender ilegalmente el derecho del ocupante o del adjudicado a un tercero; un tercero que, por lo general, no es beneficiario de la reforma.

 Si a la fecha solo quedan 327 ocupantes, de los 1.587 registrados en el 2005, es lógico suponer que la gran mayoría de los 1.260 ocupantes originales que ya no están, vendieron su registro censal, según opinó el propio Barreto.

 Siendo así, resulta que el ochenta por ciento de los beneficiarios originales de la expropiación de los Antebi solo ofició de intermediarios entre la entidad del Estado responsable de la reforma agraria y personas que no son beneficiarias de ella.

 De acuerdo con el censo del Indert del 2011, las tierras de Antebi Cué tienen hoy 880 ocupantes, de los cuales 530 aparecieron después de la toma de datos de 2005.

www.ultimahora.com/notas/461168-80-%20-de-ocupantes-originales-de-Antebi-Cue-vendieron-sus--tierras

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar