Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

"Casi todas las tierras de Caaguazú están arrendadas", nos dijo el nuevo presidente del Instituto Paraguayo del Indígena (Indi), Óscar Ayala, luego de hacer un relevamiento de la situación que encontró en el ente. Explicó que los sojeros están utilizando la figura de la "aparcería rural" para persuadir a los nativos y explotar sus lotes. En esta nota, Ayala se refiere al momento que atraviesan los nativos.

Una de las primeras medidas que tomó Ayala a poco de su asunción (10-10-11) como presidente del Indi fue disponer un relevamiento de los documentos para ordenar la parte jurídica y saber qué compromisos asumió el Estado.   

En ese contexto, una de sus prioridades será atender el departamento de Caaguazú, donde hay comunidades que no tienen tierra, mientras que las que poseen han arrendado sus lotes. "Casi todas las propiedades indígenas de este departamento están alquiladas a sojeros. Este procedimiento es totalmente ilegal", apuntó. (El Capítulo V de la Constitución dice que las tierras indígenas son intransferibles, no son arrendables ni mucho menos comercializables).   

Apuntó que los indígenas están siendo utilizados por los sojeros, que  les hacen firmar un contrato denominado "aparcería rural", que es un "arrendamiento simulado". Así se aprovechan de las necesidades de los nativos y le sacan la tierra. Para peor, algunos juzgados les están dando la razón para quitarles la tierra, aseguró.   

El funcionario no pudo precisar cuántas hectáreas están en esta situación, porque recién van a comenzar las verificaciones. "Los técnicos del Indi me dicen que el 100% de las parcelas de Caaguazú tiene algún nivel de arrendamiento u ocupación de sojeros o campesinos", remarcó.   

Ocupaciones
  
En Canindeyú, donde los nativos tienen tierra, también se registran casos de ocupación. Por ejemplo, en la zona de Ypehû, los campesinos invadieron en estos últimos días un territorio indígena. Las tierras son del Indi.   

Para Ayala, los problemas de tierra indígena son inmensos. Citó otro caso del mismo departamento donde  3.500 hectáreas compradas por el Indi en 1997 aparentemente se negociaron con una persona que no era la dueña, pero se anuló la operación y el inmueble quedó como tierra de nadie. Al respecto, buscarán todos los documentos para que el lote quede a los nativos, quienes están en el lugar.   

Preguntado por qué los indígenas están recurriendo a este mecanismo para despojarse de sus tierras, indicó que a ellos les dieron tierra sin ningún tipo de seguridad, ni mucho menos acompañamiento para producir. Sostuvo que se compraron papeles, no se realizaron  mensuras y hoy están apareciendo inmuebles con menos extensiones. En el Chaco hay varios casos, así como en la región Oriental. Para colmo, no se registraron los documentos y esto hace que aparezcan otros títulos sobre algunas propiedades indígenas, que generan un estado de inseguridad jurídica. A esto se suman los operadores de justicia, quienes siempre favorecen  derechos ajenos.   

Comentó que en la zona de Itakyry, de acuerdo a un relevamiento preliminar, hay productores de soja que ocupan el 70 % de tierras indígenas. Uno de ellos es el brasileño Renilson Maia. "El me admitió que planta soja en tierra indígena en base a un contrato", apuntó.   

Ante esta realidad de las tierras arrendadas y de los nativos que no saben qué hacer de las mismas, el funcionario explicó que tiene previsto implementar proyectos agrícolas a un costo de 20 a 25 millones de guaraníes. El año pasado ya se implementaron en comunidades vulnerables y en aquellas que frecuentaban las ciudades. Se comprobó que dieron resultados y se pretende continuar en esa línea para evitar los desplazamientos. Ahora todo dependerá del presupuesto que aún no está bien decidido. "La idea es que aseguren el alimento, que puedan autoabastecerse. Sería una propuesta de contención para evitar el abandono de las comunidades", remarcó.   

Opinión jurídica  

El Indi quiere generar una opinión jurídica sobre la legalidad de estas ocupaciones, porque hay leyes que favorecen a los nativos. Este tema será tratado con el presidente de la Corte Suprema de Justicia y el Fiscal General del Estado para que se precautele la propiedad de los nativos. Ayala apuntó que hasta ahora no encontró datos de cuántas hectáreas de tierra tiene el Indi, pero destacó que para llegar a esa conclusión se debe ordenar nuevamente el archivo del Indi que está desparramado por varios locales a consecuencia de los cambios de sede que tuvo en los últimos años.   

En ese sentido, indicó que encontró partes del archivo en el depósito del Indi en el Mercado de Abasto, otro estaba en el local que funciona en el centro sobre la calle Nuestra Señora de la Asunción; algunos documentos están en la Infantería y organizarlos llevará su tiempo. Agregó que la idea es informatizar esos datos para saber qué se tiene.   

Cree que estos trabajos comenzarían cuando el Indi recupere su local, que según las estimaciones, debe ser entregado mañana martes, luego de las refacciones que se realizaron en el lugar.

Tierras de Unión   

Sobre las tierras de Unión, departamento de San Pedro, Ayala indicó que pedirán a las instituciones especializadas otro informe pericial sobre la calidad de la tierra, así como una nueva tasación. Se realizarán consultas en San Pedro y Caaguazú sobre las necesidades de tierra, porque muchos nativos no están de acuerdo con la compra de este inmueble muy sobrevaluado. Al respecto, sostuvo que hay otras prioridades que deben ser atendidas, anteriores a este caso. Agregó que entre los nativos que estuvieron en la plaza, algunos no tienen tierra, otros fueron desalojados como los ava guaraní de la Finca 470, que el Congreso dio solo a los aché. Había también otro grupo que salió el 19 de diciembre y que ahora está en Luque. Otro de los grupos, que inició las gestiones para la compra de las tierras de Unión, se abrió totalmente porque entraron a la plaza presionados por Panta Piris y Miguel Toro, quienes les habrían prometido alimento, camión y otros beneficios. Se rectificaron y se quedaron en su comunidad.   

Coordinar acciones   

Por otra parte, el Indi está notificando a las gobernaciones, binacionales, ministerios y otras instituciones para saber cuánto tienen en rubros para el componente indígena, a fin de coordinar  actividades para que el ente asuma su protagonismo como ente rector. Pidió también informes a institutos penales sobre la cantidad de nativos que están presos, porque son datos que exigen los relatores internacionales.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar