Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

ESPECIALISTA SOSTIENE QUE AGRICULTORES DEBEN ACCEDER A LA TECNOLOGÍA AGRÍCOLA

La Biotecnología es un poderoso instrumento para la seguridad alimentaria y el desarrollo rural, dijo el doctor Andrea Sonnino, oficial superior de investigación agrícola del Departamento de Gestión de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la FAO.

En un reciente y fugaz paso por nuestro país, el experto del Departamento de Gestión de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Andrea Sonnino, ofreció una conferencia magistral sobre "Biotecnología".   

En un momento en que en Paraguay se debate profundamente sobre la importancia de la biotecnología y existen grandes diferencias entre las posiciones del sector productivo y algunas autoridades del Gobierno, el experto de la FAO, realiza una serie de comentarios a favor del uso de la tecnología en la agricultura, fundamentalmente para asegurar la producción de alimentos en el mundo.   

Primeramente Sonnino se refirió a la seguridad alimentaria, presentando datos y estadísticas  que indican que la producción de alimentos ha aumentado sustancialmente en los últimos años, aunque aún existen todavía millones de personas que sufren el flagelo del hambre y sus consecuencias en diversas partes del mundo.

Demanda de alimentos

Asimismo, la demanda de alimentos sube como consecuencia del aumento de la población mundial y del incremento del consumo de alimentos por persona, notándose un cambio hacia la demanda de dietas más nutritivas y balanceadas, sostuvo el especialista de la FAO.

Se preguntó, ¿cuánto debe aumentar la producción de alimentos? "Hasta el año 2050, la producción de alimentos debe aumentar en un 70%, lo que significa alrededor de 1.000 millones de toneladas de cereales más y unas 200 millones de toneladas de carne más a fin de satisfacer la demanda.   

Recursos naturales y pobreza

Al mismo tiempo -dijo-, se debe enfrentar la erosión de los recursos naturales. "Debemos adaptarnos al cambio climático y contribuir a su mitigación, se debe incrementar el nivel de vida de los pequeños productores y reducir la pobreza", expresó Sonnino durante su conferencia.   

El experto fue optimista al resaltar que este resultado es factible de conseguir "mejorando los rendimientos agrícolas, a través del desarrollo de nuevas tecnologías y del acceso de los agricultores a estas tecnologías".

Fue claro al señalar que los avances tecnológicos pueden contribuir al mejoramiento sostenible de la disponibilidad y el acceso a los alimentos, reduciendo los precios de los mismos y mejorando los ingresos de los agricultores.   

En tal sentido, manifestó que la biotecnología es un instrumento poderoso cuando está integrado debidamente con otras tecnologías y cuando es utilizada para resolver los problemas de los pequeños productores. También  cuando contribuye a aumentar la seguridad alimentaria y en todos los casos, debe estar apoyado en un correcto plan de bioseguridad, resaltó.   

Aseguró que  la biotecnología brinda beneficios económicos como la reducción de costos a los productores y que también beneficia al medio ambiente y a la salud humana, aunque destacó las complejidades que presenta, al requerir sistemas regulatorios laberínticos y técnicas de producción exigentes, en algunos casos.

El doctor Sonnino hizo mención que el 96% de la inversión en I&D (investigación y desarrollo) es realizada por empresas privadas, aunque se ha constatado el aumento de la inversión pública en el área, destacándose China e India en estos campos. Ambos países ya han liberado eventos biotecnológicos propios en los últimos años con notable éxito y un gran desarrollo en la agricultura, manifestó el  doctor Andrea Sonnino.

El Foro Social de las Américas, que se realizó en la ciudad paraguaya de Asunción, finalizó con las últimas exposiciones y mesas de trabajo sobre la integración ,soberanía de los pueblos y el medio ambiente.

El IV Foros Social de las Américas concluyó este domingo con las últimas exposiciones y mesas de trabajo, en las cuales se destacaron los temas de la integración, solidaridad regional y el medio ambiente, entre otros.

Trabajadores campesinos de todo el continente se congregaron en el foro que se realizó en la ciudad de Asunción, la capital paraguaya, donde discutieron sobre el derecho a la tierra, al alimento y a una vida digna, aspectos que componen el eje central de las luchas de estos pueblos.

El representante del campesinado boliviano, Rodolfo Machaca, consideró en las discusiones que los pueblos debían avanzar hacia la integración y el socialismo, así como a combatir el capitalismo.

''Ahora debemos integrar; mucho más avanzar a lo que es el socialismo, lo que es el capitalismo debemos acabar de una vez, porque no es equidad'', sostuvo Machaca.

Por su parte, el dirigente colombiano, Jairo Rubio, comentó sobre asuntos como el papel desempeñado por las transnacionales en la destrucción del ambiente.

El interés de las transnacionales ''es destruir el ambiente, los recursos naturales, es apropiarse de los recursos naturales, generar grandes inversiones, grandes acumulación del capital, mientras que el campesino, el obrero agrario sufren la expulsión del campo'', dijo Rubio.

En cuanto a la intervención de los jefes de Estado presentes,  el presidente boliviano, Evo Morales, enfatizó la importancia de la integración de los países latinoamericanos y advirtió que si no se consideraba este aspecto como se debe ''vamos a tener problemas".

Agregó que las fuerzas sociales son las que construyen la historia y cambian la política  y proyectos de un país.

''Sólo las fuerzas sociales hacen historia, cambian políticas y programas, y defienden los derechos humanos'', expresó Morales.

Entretanto, el presidente paraguayo, Fernándo Lugo, hizo un llamado a la integración  de América Latina como materia principal en la región.

"Apostamos a la integración soberana de América Latina en su conjunto, más allá de cualquier otra receta que pretenda dar un paso atrás a este proceso de cohesión de ideas y esfuerzos políticos", afirmó Lugo.

El líder paraguayo también indicó que Latinoamérica actualmente es "el continente de la esperanza para el mundo" y que este encuentro era el refugio de los pueblos que persiguen su derecho a la tierra.

Los participantes también reflexionaron sobre los peligros de una guerra nuclear  promovida por Estados Unidos contra Irán y la ofensiva regional de la derecha.

El evento, donde participaron unos 10 mil personas, concluiría con un acto en solidaridad con el pueblo paraguayo y su proceso democrático.

Entre los mandatarios que formaron parte del evento se encontraban el presidente de Paraguay, Fernándo Lugo, el de Bolivia, Evo Morales y el de Uruguay, José "Pepe" Mujica.

El IV Foro Social de las Américas se inició el pasado miércoles y se considera el principal espacio en el que durante los últimos años se ha construido una nueva agenda socio-política global a cargo de los pueblos. 

El Cuarto Foro Social de las Américas sesionará a partir de este miércoles en Asunción, la capital paraguaya, con la participación de más de 10 000 personas.

Los detalles organizativos, logísticos y metodológicos se ultiman para la celebración de la cita, que es uno de los principales espacios para la construcción de una nueva agenda global y ciudadana.

Hasta la fecha confirmaron su presencia también representantes de Francia, España, Bélgica, Holanda, Alemania y El Líbano.

Cristina Coronel, del grupo facilitador del Foro Social de las Américas, dijo que es importante y estratégica la participación de los movimientos y organizaciones sociales de Paraguay, ya que permitirá poder visibilizar a ese país en la agenda internacional y mostrar la lucha de su pueblo.

Así mismo se conoció que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, abogó porque la Comunidad Andina y el Mercado Común del Sur converjan en UNASUR, Unión de Naciones Suramericanas, organismo de integración nacido en la región y que, a juicio del primer mandatario, marcha de manera satisfactoria.

En entrevista con el diario colombiano El Tiempo, señaló el jefe de estado que la Comunidad Andina - conformada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú- se tiene que revisar profundamente porque los tiempos han cambiado y ahora el área fundamental es América del Sur.

Afirmó Correa que en ciertos aspectos, la UNASUR, en dos años y medio, ha hecho más que la Comunidad Europea en 25.

El primer mandatario ecuatoriano opinó que casos como el de la crisis diplomática entre Venezuela y Colombia no han entorpecido las tareas del bloque integracional, aunque reconoció que SÍ son de preocupación regional.

Tras la postergación sine die -por tiempo indeterminado- del estudio del “Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur)”, con lo que el ingreso del Paraguay a dicho organismo regional queda en suspenso, quedó en evidencia la fragilidad de la nueva mayoría construida en la Cámara de Senadores y que buscaba impedir trabas a los proyectos del Ejecutivo.

Pese a que los legisladores oficialistas estaban confiados en que el punto sería estudiado sin dificultad, finalmente el pleno decidió aplazar sin fecha de estudio, ante la negativa de los oviedistas de acompañar la aprobación.

A tempranas horas, los senadores oficialistas se reunieron con el presidente de la República, Fernando Lugo, con quien conversaron sobre la situación. Tras culminar la reunión, corrieron fuertes rumores que el mensaje sería retirado por el Ejecutivo, en caso de no conseguir los votos para el aplazamiento.

Sin embargo, antes de entrar en el estudio del orden del día, en el momento de peticiones, el senador oviedista Jorge Oviedo Matto mocionó por la vuelta a comisión del proyecto, alegando que no existía un acuerdo claro entre las bancadas para aprobarlo o rechazarlo.

Además, sostuvo la Comisión de Asuntos Constitucionales, tuvo oportunidad de estudiar el tema, por lo que pidió que la mencionada comisión se expida sobre el punto. Esto motivó un debate entre el senador oficialista Carlos Filizzola, quien propuso el aplazamiento por 15 días, en tanto que los opositores y liberales disidentes mocionaron por la postergación sine die.

Tras la votación de ambas propuestas y debido a que ninguna obtuvo la mayoría de 23 votos, los oficialistas se adhirieron a la moción de la senadora Ana Mendoza de Acha, quien pidió el aplazamiento sine die.

La legisladora patriaqueridista argumentó que el posible ingreso de Paraguay al Unasur debe ser estudiado detenidamente y sin prisas. La senadora liberal disidente, Zulma Gómez, acompañó la moción de la patriaqueridista.

La postura del polémico senador liberal disidente Alfredo Luis Jaeggli fue más categórica, pidiendo el rechazo del ingreso de Paraguay al bloque regional, argumentando que se debe esperar que más socios acepten, antes de que el país se adhiera y ratifiquen el acuerdo.

Asimismo, el senador colorado vanguardista Juan Darío Monges explicó que lo mejor era el aplazamiento, ya que si se votaba por la vuelta a comisión, los dictámenes existentes quedaban sin efecto.

www.lanacion.com.py/noticias-319941.htm

Los dos bloques generan hoy en el Paraguay una gran polémica política.

En materia de relaciones internacionales, dos puntos causan una gran polémica en el Paraguay. El primero es el tema del ingreso de Venezuela al Mercosur, y el otro, se refiere al ingreso del Paraguay al Unasur. Estos temas deben necesariamente tener la aprobación del Congreso.

Ambos organismos tienen características distintas, teniendo en cuenta que la Unasur es más bien un foro "político" y en tanto, el Mercosur "es más económico". En ese sentido, el canciller Héctor Lacognata sostiene que "el Mercosur ha demostrado tener sus limitaciones, pero que fundamentalmente esto tiene que ver con la asimetría de los miembros que lo conforman".

El Mercosur, en su carta constitutiva del Tratado de Asunción del año 91, estableció como una de las misiones fundamentales la integración de los cuatro Estados Partes (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay) a través de la libre circulación de bienes, servicios, factores productivos, así como el establecimiento de un Arancel Externo Común y la Unión Aduanera entre los países miembros. Por su parte, la Unasur, creada en el 2008 en Brasil, busca fortalecer el diálogo político a través de un espacio de concertación para reforzar la integración suramericana. El novel bloque regional pretende la participación de Unasur en el escenario internacional.

Con relación a la adhesión de Paraguay a la Unasur, Lacognata rechazó que el organismo sudamericano sea de inspiración del presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Para tener vigencia la Unasur requiere la aprobación de por lo menos 9 de los 12 países sudamericanos. Actualmente cuenta con la adhesión de 6 gobiernos. Para esta mañana está prevista el tratamiento del tema en el Senado y de ser aprobado, Paraguay se sumará a los ya alineados como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina, Guayana y Perú.