Para el miércoles 15 de junio a las 15 horas un juzgado civil de Paraguay dispuso que se corrobore judicialmente los límites de la finca 231 (padrón 682) del distrito de San Pedro del Ycuamandiyú, a 300 kilómetros de Asunción.

Se trata de unas 17.343 hectáreas que pertenecieron al investigador, médico y humanista paraguayo Andrés Barbero, creador de la Cruz Roja paraguaya, el Instituto del Cáncer y del museo con mayor información sobre pueblos indígenas del país, que hoy lleva su nombre.

Como descendiente italiano, antes de su muerte, en 1951, Barbero donó esas tierras al Estado italiano.

En 2012 arduas gestiones del Estado paraguayo lograron que su par de Italia le donara, a su vez, las tierras para destinarlas a sus propietarios de hecho, las miles de familias agricultoras asentadas hace más de 40 años en el lugar que hoy se llama Barbero Cue (ex Barbero).

Pero la donación nunca se pudo concretar cabalmente porque empresas ganaderas vecinas, políticos locales y hasta ex presidentes del Instituto de la Tierra(Indert), maniobraron jurídicamente para beneficiarse con las tierras.

Producto de estas pretensiones, una anterior mensura judicial de 2013 dio como resultado que las tierras tenían solo 14.090 hectáreas y no 17.343, como efectivamente figura en el título.

Desde un primer momento las familias de la colonia pusieron como primera exigencia la realización de una mensura judicial transparente, para esclarecer en terreno los límites de la propiedad.

Pero en dos ocasiones empresas ganaderas opusieron medidas judiciales y en una tercera vez, el agrimensor designado, un militar, se excusó diciendo que el mismo presidente de la República, Horacio Cartes, le había ordenado no llevarla a cabo.

Esto tendría sentido si se tiene en cuenta otra de las denuncias de las familias de Barbero Cue, que explican que Cartes tiene intereses puestos en el lugar, porque ocupa tierras al interior de las hectáreas donadas, donde funciona su empresa Compañía Agrotabacalera del Paraguay SA.

“La mensura es un simple acto de medición para comprobar en el terreno lo que dice el documento.

Esa oposición llama la atención. Si uno tiene todo en regla sus títulos no tiene nada que temer, porque no le va a afectar en nada. Esa oposición hace suponer que hay irregularidades en los títulos o en las posesiones colindantes a la colonia Barbero Cue”, analiza Abel Areco, abogado e investigador de políticas agrarias.

Para el abogado, las trabas la mensura ponen en juego el ejercicio de derechos de las familias de la colonia.

También recordó los casos de Marina Kue y Ñacunday, donde empresas latifundistas obstaculizaron el esclarecimiento de los linderos de estas tierras.

 

Fotografía y texto: Baseis

Artículo original disponible en: http://www.baseis.org.py/por-cuarta-vez-intentaran-hacer-la-mensura-judicial-en-barbero-cue/

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar