Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El pasado 8 de agosto la Junta Municipal de San Pedro del Paraná rechazó la propuesta de ordenanza “Por la cual se declara de interés distrital la agricultura familiar con enfoque orgánico y agroecológico y se condiciona el sistema del agronegocio extensivo”.

De un total de nueve concejales, solamente una votó a favor de la iniciativa, que había sido presentada por una articulación social local coordinada por la Pastoral Social.

La iniciativa pretendía proteger las zonas existentes de agricultura ecológica, la cuenca del río Tebicuary y la reserva forestal San Rafael y aislarlas de los territorios explotados intensivamente por la soja o la ganadería empresariales, que utilizan como matriz las fumigaciones con químicos y las semillas transgénicas.

Paraguay, junto con Estados Unidos, Brasil, Argentina son los países con mayor área sembrada de cultivos genéticamente modificados en América.

Estados Unidos ocupa el primer lugar entre las 28 naciones que han implementado los transgénicos, con 73,1 millones de hectáreas cultivadas, seguido de Brasil con 42,2 millones de hectáreas.

Argentina aparece también en el listado (24,3 millones) del que hacen parte igualmente India (11,6 millones), Canadá (11,6 millones), Paraguay (3,9 millones) y China (3,9 millones).

"En la medida en la que a futuro se den las condiciones de seguridad y el mercado esté estable, Colombia aumentará la cantidad de esta clase de sembradíos porque tiene tierra, clima y gente preparada para hacerlo", explicó el director ejecutivo de la consultora Céleres, Anderson Galvao.

Al menos 180 personas participaron esta mañana del debate sobre el proyecto de ley que obliga ponerle una etiqueta específica a los alimentos transgénicos en Paraguay.

El evento fue organizado por el colectivo ciudadano Ñamoseke Monsanto(Saquemos a Monsanto) y el Frente Parlamentario contra el Hambre(FPH).

Como panelistas estuvieron el senador Hugo Richer(presidente del FPH), el experto Gustavo Setrini, la proyectista de la ley, abogada Silvia González y la doctora Laura Mendoza, directora del Instituto Nacional de Nutrición y Alimentación(INAN).

El debate posterior se centró más en el derecho de las personas de contar con una ley de etiquetado y menos en el impacto de los alimentos transgénicos en la salud humana.

Mañana miércoles 10 de agosto, de 8 a 13 horas, el colectivo “Ñamoseke Monsanto” y el “Frente Parlamentario contra el Hambre” convocan al seminario “Tenemos derecho a saber qué comemos”. Será en la Sala Bicameral del Congreso Nacional. (Descargar programa del seminario)

En el espacio se debatirá en detalle sobre el proyecto de ley que obliga a las empresas a especificar en la etiqueta de sus alimentos si éstos contienen transgénicos o derivados.(Descargar proyecto de ley)

En caso de promulgarse la ley, las etiquetas de estos alimentos deberán tener impresa la palabra “transgénico” y una letra “T” dentro de un triángulo de fondo amarillo.

Los abogados defensores de los once campesinos procesados por la masacre de Curuguaty, presentaron hoy la apelación y pidieron la nulidad de la sentencia del caso, dictada el pasado 11 de julio.

Los defensores presentaron este lunes ante el tribunal de la ciudad de Saltos del Guairá un recurso de más de 170 páginas que solicita la nulidad del proceso por los “vicios y falsedades” que se verificaron en su desarrollo, dijo a Efe uno de los abogados defensores, Marcos Shirakawa.

Entre estas falsedades, se encuentra la que atribuye la propiedad de la tierra a la empresa Campos Morombí, que pertenece a la familia de un histórico dirigente del gobernante Partido Colorado durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).