Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

En Uruguay, el 96% de tierras están en manos privadas, el cual no está sujeto a cumplir función social, y solo el 4% es propiedad del Estado. A las tierras estatales, los trabajadores asalariados rurales y productores familiares campesinos acceden a través de un proceso de otorgación. Sin embargo, el acceso es lento y angustioso y pueden pasar hasta 20 años en que los aspirantes a la tierra en el área rural logren su objetivo.

El investigador social uruguayo Pablo Diaz en su texto "LEGISLACIÓN SOBRE ACCESO A LA TIERRA EN EL URUGUAY” explica que desde 1830, la Constitución de Uruguay garantiza el derecho inviolable de la propiedad privada, amparando de esta manera la injusta distribución de tierras y que hasta ahora no se ha realizado una reforma agraria que revierta esta situación.

Fuente: La Gran Época

Durante su gira por China en octubre del año pasado, el presidente uruguayo Tabaré Vásquez dio un renovado impulso al proyecto de construcción de un puerto pesquero chino en las costas del Río de la Plata.

Con una inversión de más de 200 millones de dólares, el objetivo principal de este proyecto es la “reparación, mantenimiento y suministro de recursos materiales para flotas pesqueras del Atlántico Sur”. La concesión se le ha otorgado al grupo chino Shandong Baoma Fishery.

Pero la instalación de una base de operaciones logística en una zona franca con puerto pesquero en Uruguay genera alarma entre especialistas, preocupación entre las entidades ambientalistas e incertidumbre entre el sector empresarial marítimo.

Fuente: Grain

Presentamos el libro Somos tierra, semilla, rebeldía: mujeres, tierra y territorio en América Latina que realiza un recuento de las luchas de las mujeres en América Latina desde sus comunidades y organizaciones, partiendo del cuestionamiento al capitalismo patriarcal, que agrega a la expropiación de las tierras que sufren el campesinado pobre y los pueblos originarios la división sexual del trabajo por la cual se invisibiliza el trabajo de las mujeres, tanto el trabajo en la casa como en las pequeñas unidades agrícolas.

El acceso a la tierra es uno de los problemas más graves que enfrentan las mujeres rurales en América Latina y en el mundo, y está en la base de muchos otros problemas “invisibles” para la sociedad.  Sus consecuencias e impacto abarcan a todas las mujeres y en general, a la humanidad entera y a la naturaleza.

La Dirección de Desarrollo Rural del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social y el Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop), realizó un llamado para apoyar a las organizaciones de la agricultura familiar y la pesca artesanal en la actualización de registros. En paralelo, se busca apoyar a los productores familiares en el diseño de planes de comercialización de productos alimenticios y la pesca artesanal con el Estado.

Habrá un apoyo económico del proyecto tendrá un máximo de $ 500.000 y el monto total de la convocatoria será de $ 7 millones, financiados por el Fondo de Desarrollo Rural.

La cosecha de soja 2015-2016 terminó con una disminución de treinta por ciento en la producción según las cifras publicadas por la consultora uruguaya Deloitte. La consultora divulgó, además, que -en referencia a las exportaciones- la soja conseguirá ochocientos veinte millones de pesos en divisas, es decir, un treinta por ciento menos que en la zafra anterior.

En este sentido y como se ha dado a conocer, el cultivo de la soja se vio afectado en el pasado mes de enero por una sequía y al momento de la recolección en el mes de abril, por una abundancia histórica de lluvias, lo que redujo el rendimiento de los cultivos.