El acercamiento a la población indígena y a los campesinos originarios marcará la gira del papa Francisco a Sudamérica y especialmente a Bolivia, señaló hoy el embajador de Argentina aquí, Ariel Basteiro.

Existen muchas expectativas en los pueblos de Ecuador, Bolivia y Paraguay por esta gira del Papa, particularmente porque sus feligreses ven en él un punto de apoyo y de esperanza, destacó Basteiro a Prensa Latina.

Estas expectativas, señaló el diplomático, se incrementaron en los últimos tiempos por la dimensión que ganó su figura a nivel internacional, por sus preceptos, sus ideas y criterios que giran en mejorar la calidad de vida de los sectores más pobres del mundo, y por las medidas que generó en el interior de la Iglesia Católica.

Temas estos, añadió, que hasta ahora eran sensibles tocar por la Iglesia católica, desde su postura respecto al capitalismo, el tema de la transparencia en el manejo de los recursos en El Vaticano, hasta dejar una posición clara respecto a los actos de pederastia que algunos curas y sacerdotes hayan cometido dentro de la Iglesia.

Además, dijo, están sus concepciones acerca del medio ambiente, de los pueblos originarios, algo que, reiteró, sobresaldrá en su estancia por la región.

La visita fijará el regreso de Francisco a su continente, a su lengua, a su cultura, y como argentino no deja de ser para nosotros un elemento particular, pues años atrás era poco creíble que existiera un Papa procedente de esta región, destacó.

Basteiro consideró que la gira será un momento importante, pues al ser Francisco un Papa que se interesa y sigue de cerca los éxitos y dificultades de los países, en busca siempre de mejora la convivencia social de la gente, podrá estrechar aún más sus vínculos con los sectores más vulnerables de la región.

Francisco es un Papa del siglo XXI, por sus ideas renovadoras, por los cambios generados en el interior del Vaticano, muy diferente a Juan Pablo II, que si bien pertenecía al siglo XX sus ideales parecían provenientes del XVIII, aseveró el embajador argentino.

Francisco visitará Bolivia del 8 al 10 de julio, lapso en el cual se reunirá con el presidente Evo Morales, con autoridades eclesiásticas del país, así como con los delegados al II Encuentro de Movimientos Sociales y Populares que se desarrollará en el departamento de Santa Cruz del 7 al 9 del este mes.

Esta visita que realiza Jorge Mario Bergoglio a Ecuador Bolivia y Paraguay (10 al 13) es la segunda que hace a Latinoamérica, la región con más católicos del mundo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar