"La Pachamama tiene raíces, no es planetaria. La consideración biosférica es la consecuencia de las múltiples pachamamas en cada uno de esos rincones de los países en el globo", dijo el experto.

Durante su visita a Bolivia, el uruguayo Eduardo Gudynas afirmó que el Decreto Supremo 2366, que permite tareas de exploración y explotación de hidrocarburos en las áreas protegidas, es un retroceso sustancial en cuanto a la protección de la naturaleza, y lamentó que al gobierno del presidente Evo Morales, le cueste entender que los derechos de la Madre Tierra, no se refieren a un asunto planetario, sino a realidades locales que hacen un todo.

La XLVIII cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur), efectuada en Brasilia, marcó el traspaso de la presidencia pro témpore del organismo de Brasil a Paraguay y sentó las bases para una futura expansión comercial.

Entre sus principales resultados, además de la adhesión de Bolivia al bloque, se destacó la decisión de trabajar para aunar posiciones entre las naciones miembros con vistas a materializar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE).

En ese sentido, el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, afirmó en su discurso en el cónclave que durante el mandato de su país, la negociación de un acuerdo entre ambos grupos será una prioridad.

Los territorios indígenas en la Amazonia almacenan más de la mitad de todo el carbono que existe en la selva, pero se trata de un servicio ambiental amenazado por la expansión de la minería, carreteras, agricultura y extracción de petróleo y madera. 

Ese riesgo fue uno de los temas de la conferencia científica “Nuestro futuro común bajo el cambio climático”, que reunió cerca de 2.000 expertos e investigadores del 7 al 10 de este mes en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en esta capital francesa.

Carta de Santa Cruz

Las organizaciones sociales reunidas en el Segundo Encuentro Mundial de Movimientos Populares, en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, durante los días 7, 8 y 9 de julio de 2015, coincidimos con el Papa Francisco en que la problemática social y ambiental emergen como dos caras de la misma moneda. Un sistema que no puede brindar tierra, techo y trabajo para todos, que socava la paz entre las personas y amenaza la propia subsistencia de la Madre Tierra, no puede seguir rigiendo el destino del planeta.

“Cuando veo esas personas, las caras de las personas, da una esperanza. Se siente que el   pueblo tiene capacidad de transformar, de construir un mundo más humano, más fraterno, de igualdad”, dicec Marina dos Santos, del Movimiento de los Trabajadores  Rurales Sin Tierra (MST), una de las 250 brasileñas  que participa del Encuentro Mundial de Movimentos Populares en Santa Cruz de La Sierra, Bolivia.Galería de Fotos.

El Encuentro comenzó en la mañana de este martes  (7), con la presencia de 1500 personas de 40 países del mundo. La programación prevé paneles de discusión sobre los ejes “Tierra, Trabajo,“Vivienda”, además de talleres para profundizar las discusiones e intercambios. Esos ejes fueron inspirados en la  exposición del Papa Francisco en el primer encuentro, que destacó que es preciso luchar  para que no haya más  “ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin trabajo digno y ninguna familia sin vivienda digna ”.