Artículos de opinión

Posts @IPDRS

Los indígenas y campesinos de Tungurahua tienen inquietudes sobre el proyecto Ley Orgánica de Tierras Y Territorios que se debate en estos días en el país.

Fredman Guerrero, dirigente de Tierras y Territorios del Movimiento Indígena de Tungurahua (MIT), mostró su preocupación por una disposición que está en el proyecto de la Ley.

Ahí consta que las viviendas en los páramos solo se pueden construir a 3.600 metros sobre el nivel del mar (msnm). "Pero tenemos centenares de viviendas, escuelas comunidades a 4.200 msnm dijo el dirigente. Él pidió que se respeten los territorios ancestrales de las comunidades indígenas.

Guerrero es partidario de que se norme la construcción de viviendas en los páramos porque de ahí sale el agua para las ciudades, "pero las regulaciones deben ser de aquí para adelante para que no afecte a los campesinos".

Otra preocupación del dirigente es la entrega de créditos. Piensa que esos recursos deben llegar directamente a los campesinos. Señaló que está de acuerdo con la creación del Ecobanco, pero que se deben entregar al 3% o 4% interés para la producción agrícola y ganadero, sin intermediarios públicos y privados.

Guerrero apoya un Plan de Manejo de Páramos. "No nos pueden decir ahora la Ley es así y váyanse de aquí, el Estado tiene que garantizar actividades económicas. También se tiene que respetar la cultura y los conocimientos ancestrales".

Para profundizar estos temas y presentar una propuesta que responda a los intereses de campesinos e indígenas y regantes el MIT convocó a una Asamblea Agraria que se realizará mañana a las 10:00 en la comunidad de Yantaputzán en la parte alta de Pilahuin.

En el artículo 83 de este proyecto de Ley, se señala que: Se respetará el uso, ocupación y las formas de relacionamiento físico, cultural y espiritual de las comunidades, pueblos y nacionalidades con el territorio, con la finalidad de garantizar la subsistencia natural, la integridad cultural, sus condiciones de seguridad individual y de enlace del grupo.

Otro sector que tiene preocupación por el articulado de la Ley de Tierras es Corporación Provincial de Regantes que agrupa a unas 20 organizaciones y 40.000 regantes.

El vicepresidente de esta organización, David Paucar, dijo que hay gran preocupación, de manera especial de los campesinos de las zonas altas, debido a que el artículo 43 del proyecto, prohíbe toda actividad agrícola a partir de los 2.800 msnm los campesinos se hallan en incertidumbre.

Por esa razón, esta Corporación organiza el foro sobre el proyecto de Ley de Tierras, que se llevará a efecto hoy desde las 10:00 en el Salón de la Ciudad. (CV)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar