Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

A través de las redes sociales ciudadanos bolivianos informan que saldrán a protestar contra la legalización del uso de semillas transgénicas este sábado 23 de mayo, en las principales urbes del país altiplánico.

Las ciudades que ya han confirmado su participación son Cochabamba (Plaza 14 de Setiembre), Santa Cruz (Plaza Manzana 1), y La Paz (Plaza Abaroa).

Se espera que más personas de Sucre, Pando, Tarija, Oruro, Potosí y otras provincias se unan para defender las semillas nativas para la seguridad y salud del pueblo, así como la soberanía alimentaria.

Reunión pro-transgénicos

Como se recuerda, el presidente boliviano Evo Morales Ayma convocó la realización de laCumbre Agropecuaria “Sembrando Bolivia”. Dicho evento se desarrolló los días martes 21 y miércoles 22 de abril del 2015 en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

El principal objetivo de la reunión de funcionarios, empresariado agrícola y algunas organizaciones civiles y campesinas fue promover que el sector agropecuario se convierta “en un pilar de la economía nacional, conjuntamente el minero, el energético y el hidrocarburífero”, según declaró el mandatario boliviano.

Fue así que el evento organizó cinco mesas de desarrollo para los temas de: inserción en nuevos mercados, tipos de productos, industrialización en alianza entre el Estado y los productores y la ampliación de la frontera agrícola.

Dudas

Respecto al último punto, se mencionó la expansión de tres a trece millones de hectáreas de la frontera agrícola para el año 2025. No obstante, el espacio donde se debatía el uso de los transgénicos  y la biotecnología no llegó a una conclusión clara.

Álvaro García Linera, vicepresidente de la Republica, expresó que los transgénicos son una forma moderna de “aumentar la producción”, sin embargo Julio Alberto Roda, presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) pidió que se hiciera un debate técnico sobre el uso de los organismo genéticamente modificados (OGM).

De otro lado, el dirigente campesino Rodolfo Machaca explicó que “según recomendó la OMS y las Naciones Unidas, son negativos y peligrosos para la salud y los bolivianos debemos pensar dos o tres veces antes de ampliar su uso. Por esto se sugirió que vaya a referendo, si se acepta o no su uso”.

Ante las dudas, el campesinado y las comunidades indígenas consideraron que la Cumbre “Sembrando Bolivia” motivaba el ingreso de semillas transgénicas.

Además, el diario El Deber de Santa Cruz reveló que a pesar de la inexistencia de una reglamentación y el veto por bioseguridad, más de un productor ya estaría usando transgénicos para el cultivo de maíz y algodón.

Críticas y rechazos

Diversos especialistas y colectivos han salido a rechazar el uso de transgénicos por los peligros que correría la población.

Por ello, antes del desarrollo de la Cumbre, el Consejo Nacional de Ayllus y Marqas del Qullasuyo (Conamaq-orgánico) se pronunció en contra de la Cumbre y expuso 15 razones para rechazar los transgénicos del país altiplánico.

A ello se sumó, el economista Miguel Urioste, investigador de la Fundación Tierra, que explicó que la expansión de la frontera agrícola será “una mala inversión” si termina siendo exclusiva para la exportación de soya transgénica ya que no garantiza la seguridad y la soberanía alimentaria.

Y durante el programa radial “Soberanía Alimentaria”, el arqueólogo boliviano Carlos Lémuz Aguirre opinó que el gobierno del presidente Evo Morales prefiere escuchar a las empresas transnacionales como Monsanto antes que al pueblo.

Asimismo, Lémuz criticó que existen legislaciones impulsadas por el actual mandatario como laLey 144 del año 2011 y que tiene artículos contrarios a la Constitución Política del Estado con relación a los transgénicos.

También acusó que gobiernos anteriores como el de Carlos Mesa, Rodríguez Veltzé de promover el ingreso de transgénicos. “En el futuro habrá un juicio de responsabilidades por esto si se puede hablar de daños a la salud”, declaró.

Datos:

- Según Demetrio Pérez, presidente de la Asociación Boliviana de Productores de Oleaginosas (Anapo) y Diego Vilaplana, director de la Asociación de Proveedores de Insumos Agrícolas (Apia), de los dos millones y medio de toneladas de soya que produce Bolivia anualmente, el 95 por ciento es transgénico.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar