Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El martes 19 de mayo se celebró la Cumbre Agraria en la comunidad de Yatzaputzán en la parroquia rural de Pilahuín en Tungurahua. La cumbre fue organizada por la COCAP (Corporación de Organizaciones Campesinas de Pilahuín), que reúne a las comunidades indígenas de la zona alta de Pilahuín.

Se inició con la participación de delegados de 15 comunidades en cuatro mesas de trabajo sobre temáticas diversas: el Plan de Ordenamiento Territorial, Soberanía y Seguridad Alimentaria, Páramos y Recursos Hídricos, Interculturalidad y Sumak Kawsay.

300 participantes contaron con la presencia de Jorge Herrera,presidente de la CONAIE (Confederanción de Nacionalidades Indígenas del Ecuador), que resaltó los aspectos claves de la Ley de Recursos Hídricos, aprobada en el mes de junio de 2014, y la Ley de Tierras Rurales y Territorios Ancestrales que la Asamblea Nacional votará en los próximos meses. En torno a la "Ley de Aguas", manifiesta que las propuestas de la CONAIE no fueron recogidas ya que no se da una redistribución del agua para la soberanía alimentaria. Además, en torno al reglamento a la ley que fue aprobado el mes pasado, la CONAIE está preparando una demanda de inconstitucionalidad porque el reglamento busca implementar un control político en las juntas comunitarias de agua. De igual manera, Herrera declara que la "Ley de Tierras" apoya en primer lugar a los grandes productores y exportadores en vez de reconocer la importancia de los pequeños productores para la soberanía alimentaria del país. Para finalizar, Herrera hizo una llamada a participar en la Cumbre Agraria Nacional que se dará en los próximos meses y donde se debatirá el modelo agrario en el Ecuador, incluyendo temáticas como las cooperativas de ahorro y crédito, la concentración del agua y el acaparamiento de tierra.

Como resultado, se juntaron las propuestas elaboradas por los participantes dentro de un mandato que tiene el objetivo de lograr un ordenamiento territorial de acuerdo al pensamiento comunitario. Este mandato fue aprobado por los dirigentes de las comunidades y representantes de las siguientes instituciones: la Junta Parroquial de Pilahuín, el Municipio de Ambato, el Fondo Páramos, el Banco Nacional de Fomento y el Ministerio del Ambiente. Adjuntamos aquí algunas de las propuestas más importantes de política pública:

1. Plan de Ordenamiento Territorial:
• Respetar los asentamientos de los pobladores de acuerdo a la realidad geográfica y al avance de la frontera agrícola.
• Fijar el área mínima de los predios en 200m² en adelante.
• Mantener la posesión ancestral de las tierras comunitarias.

2. Soberanía y Seguridad Alimentaria:
• Recuperar cultivos ancestrales.
• Crear y mejorar mercados para comercializar productos andinos.
• Fortalecer la producción orgánica.
• Simplificar trámites para acceder a créditos productivos.

3. Páramos y Recursos Hídricos:
• Incrementar el financiamiento de los Planes de Manejo de Páramos.
• Proteger y cuidar los páramos para garantizar calidad y cantidad de agua.
• Reformar totalmente el proyecto Fondo de Manejo de Páramos.
• Garantizar el agua a las comunidades y prohibir la construcción de represas hidroeléctricas sin participación de las comunidades.

4. Interculturalidad y Sumak Kawsay:
• Elaborar un Plan Vial Comunitario.
• Respetar la infraestructura organizativa.
• Exoneración del pago de impuestos a espacios públicos comunitarios (casas comunales, escuelas, iglesias).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar