Artículos de opinión

X Congreso

ALASRU

Miércoles, 31 Enero 2018

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

En nueve  años se destinó más de 18 mil millones de bolivianos para pagar estos beneficios. El presidente Evo Morales, en su mensaje-informe del 6 de agosto, destacó que los bonos llegan a más de cuatro millones de bolivianos. "Es decir, el 42% de la población boliviana recibe bonos y rentas en Bolivia, casi el 50%”, manifestó.
 
En esa oportunidad el Mandatario también firmó el decreto de la quinta medida social de este tipo que crea su Gobierno: el subsidio prenatal, que consiste en la entrega de alimentos a las mujeres gestantes, equivalentes a 300 bolivianos a partir del quinto mes de embarazo. De todos es el único que se dará en especie.

  
Para la diputada oficialista Sonia Brito, la puesta en marcha de estos beneficios es una muestra de una "buena política económica” gubernamental.
 
"Han sido bonos bastante beneficiosos. Todos estos bonos han ayudado a los sectores más deprimidos de la sociedad y lo importante es que son recursos que salen de las ganancias de las empresas nacionalizadas como ENTEL”, comenta.
 
Su colega de Unidad Demócrata, Griselda Muñoz, considera que estas medidas responden a intereses políticos del Gobierno y que en muchos casos se restó recursos a instancias estatales para efectivizar el pago.
Los recursos destinados
El "Juancito Pinto” fue establecido el 26 de octubre de 2006 en un contexto en el que prevalecían las tasas de inasistencia y abandono escolar.
Cada año, el Ejecutivo emite un decreto en el que se establece la fecha de pago, el monto general para tal cometido y las fuentes de financiamiento. Desde que se estableció esta medida, diez empresas estatales erogaron recursos para cancelar el beneficio.
Yacimientos Petrolíferos         Fiscales Bolivianos es la principal firma financiadora, dado que destinó recursos para pagar este bono desde 2006 hasta el 2014, excepto el 2008. Desde el 2007, también el Tesoro General de la Nación aporta  para el pago. 
Entel, Boliviana de Aviación, la Corporación Minera de Bolivia, Depósitos Aduaneros de Bolivia, la Empresa Nacional de Electricidad Bolivia, la Corporación de las Fuerzas Armadas Para el Desarrollo Nacional, financiaron en algún momento esta medida.
Según información de la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas, el número de beneficiarios del Juancito Pinto se duplicó tras ocho años de implementación. En el 2006, la cifra ascendía a 1.084.967, mientras que el año pasado se superaron los 2 millones de escolares que recibieron esta ayuda.
En total, desde 2006 hasta 2014, se pagó 3.051 millones de bolivianos.
 
Entre los bonos Juancito Pinto, Juana Azurduy y la Renta Dignidad, el Gobierno destinó desde 2006 la suma de 18.233.846.465 de bolivianos. De éstos, el beneficio de vejez es la que más inversión demandó para su pago, representando un 80% del total.
 
La fuente de financiamiento de este beneficio es el Fondo de la Renta Universal de Vejez, que canaliza recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos. 
Datos de la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros dan cuenta  de que desde el primero de enero de 2008 hasta el 30 de junio de este año, se canceló a más de un millón de adultos mayores la suma total de 14.592.212.600 bolivianos.
 
En el caso del bono Juana Azurduy, se invirtió desde el 27 de mayo de 2009 (primer pago) hasta 2014 alrededor de 589 millones de bolivianos, según un reporte de la Unidad de Sistemas del Ministerio de Salud. 
 
El objetivo de este beneficio es disminuir los niveles de mortalidad materna e infantil y la desnutrición crónica de los niños menores de 2 años. Las fuentes de financiamiento de este beneficio son el TGN, además de transferencias de instituciones públicas y privadas, y de gobiernos departamentales y municipales, según el decreto 66. 
 
El subsidio prenatal dispondrá este 2015 de 143 millones de bolivianos provenientes del Tesoro General de la Nación según estipula el decreto 2480, norma que también establece como futuras fuentes de financiamiento a recursos provenientes de donaciones nacionales e internacionales y transferencias de entidades e instituciones públicas y privadas.

 

Bono Juancito Pinto
   El 26 de octubre de 2006 se creó el bono Juancito Pinto, mediante el decreto supremo 28899, con el objetivo de evitar la deserción escolar y fomentar la  conclusión de los estudios de los niños y jóvenes.  En su primera versión, este beneficio llegó a estudiantes de 1° a 5° de primaria. El año pasado se determinó que los estudiantes desde 1° de primaria hasta 6° de secundaria obtengan el monto anual de 200 bolivianos.

Bono Juana Azurduy
Desde 2009 hasta 2014, el bono Juana Azurduy benefició a 505.354 madres y a 741.502 niños menores de dos años, según un reporte del Ministerio de Salud. El monto del pago mensual es de 1.820, que se cobra en un período de dos años y nueve meses. Este beneficio incluye cuatro controles prenatales, la atención del parto, el control postnatal y 12 controles bimestrales para los niños menores de dos años.

Renta Dignidad
De los 1.126.466 adultos mayores que cobraron la Renta Dignidad entre 2008 y 2015, el 54% son mujeres. En los departamentos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz se concentra el 67% de los beneficiarios, según un cálculo realizado a partir de datos oficiales. Desde 2014, los adultos mayores jubilados cobran al año 2.600 bolivianos; quienes no son rentistas, 3.250.

Renta  Solidaria
Con la firma del Decreto Supremo 1498 se reglamentó el pago de la Renta Solidaria para personas con discapacidad grave y muy grave, a partir de la gestión 2013. Dicha norma estableció que esta renta tenga un valor de 1.000 bolivianos anuales. Según datos del Ministerio de Salud se estima que más de 20 mil personas serán beneficiadas este año con este bono.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar