Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Con la presencia de más de 250 personas provenientes de 6 de las 8 subregiones del departamento (Bajo Cauca, Magdalena Medio, Norte, Nordeste, Oriente y Valle de Aburrá), se realizó la instalación del Congreso de los Pueblos Antioquia los pasados 20 y 21 de febrero. El encuentro tuvo como propósito definir las líneas de trabajo para el desarrollo de la relación entre elcampo y la ciudad, a partir de los mandatos y ejes programáticos del Congreso de los Pueblos.

A través de mesas temáticas se reunieron a compartir la palabra campesinos, pescadores, barequeros, mujeres, estudiantes, obreros, jóvenes, artistas, sindicalistas para conversar alrededor de la soberanía alimentaria, la construcción y defensa del territorio, la defensa del agua, del medio ambiente y la biodiversidad; la construcción de cultura popular y los derechos de los pueblos.

Otro de los temas que cobro relevancia en las conversaciones es la apuesta de Paz que desde los territorios se ha venido construyendo, a pesar de los señalamientos y la persecución política que han sufrido las comunidades por defender propuestas de autonomía y soberanía. Tal como lo expresóLeonardo Ochoa, integrante de la Asociación de Campesinos en Vía de Extinción (Ascavex) de las subregiones del norte y nordeste de Antioquia, “exigimos al gobierno que respete al campesino porque es campesino, no guerrillero”.

Las comunidades urbanas y rurales están apostando a la construcción de planes de vida en contraposición a los planes de desarrollo, que suelen imponerse y contrariar la construcción comunitaria que durante años ha permitido la permanencia de los habitantes en los territorios. Al respecto, JoséVidal, integrante de la Asociación de Familias Agromineras (Afasba) de la subregión del Magdalena Medio, dijo frente a las políticas del gobierno nacional “son políticas que para nada nos favorecen a nosotros como pequeños mineros y como campesino. Ha sido una lucha constante para nosotros en elMagdalena Medio el cultivo de palma en grandes extensiones de tierra”.

El monocultivo ha sido una de las políticas agrarias que ha empeorado las condiciones de la agricultura en el país, afectando fuertemente las tradiciones de los pueblos de pancoger, el intercambio de alimentos, la biodiversidad y la soberanía alimentaria. Así mismo, en lo urbano se irrumpe con proyectos para el desarrollo de una ciudad clúster, que deja de lado las construcciones territoriales de sus habitantes, como las huertas comunitarias.

Autonomía y soberanía, un comienzo para tejer territorios agroalimentarios

Las subregiones del departamento de Antioquia convergen en la apuesta de autonomía y soberanía en sus territorios. Uno de los asuntos claves en esta construcción son las semillas nativas que rechazan las políticas de privatización de las semillas y con ello la pérdida de diversidad e identidad de los pueblos campesinos. Luzmila Monsalve, integrante de la Asociación de Agromineros del Bajo Cauca (Asoagromicauca), afirmó que las mujeres “también luchamos por nuestras semillas, que sean de acá de nuestra tierra, que no sean traídas de otras partes. Cultivar nuestras semillas ancestrales”, la conservación de estas semillas fortalece la soberanía alimentaria de las comunidades.

También lo hizo notorio Juan Giraldo, de la Asociación Campesina de Antioquia (ACA) del Oriente Antioqueño, “la semilla es la base de ese sustento que nosotros llamamos soberanía alimentaria y desde la semilla se hace todo un trabajo político. El valor que tiene, el poderla conservar para la siguiente cosecha”, recuperar el valor de la semilla fortalece la identidad del campesinado y reconoce sus prácticas ancestrales.

La figura de territorios agroalimentarios es una apuesta para reforzar los lazos de solidaridad yfraternidad intercultural, sentidos a los cuales debe volverse según las condiciones identitarias, agroecológicas y ambientales como una manera de gobierno territorial. Tanto en el campo como en lasciudades, sus pobladores siguen apostando a una construcción territorial que tenga como sustento la necesidades de las comunidades y no que responda a los intereses del mercado.

Los pobladores “queremos que nos dejen a nosotros ser autónomos en la planeación de nuestro territorio, poder consolidar ahí un territorio propio, no que nosotros construyamos y que después venga la gran minería con las multinacionales a desplazarnos, a acabar con lo que nosotros habíamos construido” expresó Vidal de Afasba.

 

Artículo original disponible en: http://www.colombiainforma.info/mov-sociales/pueblos/3106-se-instalo-el-congreso-de-los-pueblos-antioquia

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar