Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Tras la alarma que se ha generado en el departamento por cuenta del trámite que se adelanta en la Agencia Nacional de Minería (ANM) para concesionar un terreno de 1.626 hectáreas en tres municipios, el coordinador de la Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz (Redepaz) en Quindío, Jhon Jairo Salinas le pidió al Gobernador del Quindío, Carlos Osorio, a través de una carta que realice una consulta popular.

“Señor Gobernador, en sus manos está que salvemos nuestros recursos naturales, convocando al pueblo quindiano a una consulta popular como mecanismo de participación ciudadana para que seamos nosotros los que decidamos el futuro de nuestras próximas generaciones”, dice la carta.

Sin embargo, el mandatario no vio viable esta propuesta. “Aquí no hay que consultarlo, nosotros lo tenemos claro, no hay un solo quindiano que no esté de acuerdo que los recursos que tenemos los debamos cuidar, nuestra riqueza es el agua no los minerales”.

Y enfatizo que “para qué vamos a consultar una cosa que ya sabemos, no es que estamos dudando si sería bueno conseguir una platica por esos lados (minería), esto es de las pocas cosas que hay un consenso general de partidos, movimientos e instituciones, no a la megaminería”.

No obstante los ambientalistas le siguen pidiendo acciones. Uno de ellos es Néstor Ocampo, presidente de la fundación ecológica Cosmos, quien manifestó que “ya va siendo hora de que pasemos de las declaraciones públicas a los hechos prácticos en el Quindío. Dos gobiernos departamentales anteriores se han manifestado en contra de la megaminería, pero nada concreto hicieron”.

En el departamento, la minería siempre ha causado rechazo pero ahora un documento de la Agencia Nacional de Minería (ANM) que informa sobre el trámite de estudio de una concesión minera entre los municipios de Córdoba, Pijao y Salento (Quindío) prendió de nuevo las alarmas.

La carta, que fue enviada en marzo pasado por el vicepresidente de contratación y titulación de la ANM, Eduardo José Amaya, al alcalde de Córdoba, Guillermo Andrés Valencia, señala que, tras efectuarse el respectivo estudio técnico, dicho terreno “no se encuentra superpuesto con ninguna área excluida de la minería”.

Según Alonso Rojas Gámez, habitante de Córdoba y miembro del grupo Ciudadanos por el Agua, este proyecto cubre 1.626 hectáreas, que comprenden al menos 76 fincas de Córdoba, la parte alta del municipio de Pijao y una pequeña zona (9,3 hectáreas) del municipio de Salento y la zona de reserva forestal central.

Por su parte, el director de Páramos del Ministerio de Ambiente, Gabriel Ceballos, quien participó en el Foro territorial de mandatarios locales por los páramos que se realizó la semana pasada en Armenia, señaló que la minería en páramo quedó fuera de discusión tras el fallo de la Corte Constitucional.

“Para nosotros es preocupante que la minería sea una amenaza, eso no debería suceder porque en un buen proceso de planeación ambiental la minería tiene que tener las garantías para hacerse bien, necesitamos materias primas y el trabajo de las empresas mineras pero nunca a costa de la calidad ambiental”, afirmó.

Aunque la viceministra de Minas, María Isabel Ulloa, dijo el año pasado que solo hay 77 títulos mineros vigentes en todo el territorio del Quindío, las cifras no coinciden con las que manejan las autoridades y ambientalistas del Quindío, quienes sostienen que son alrededor de 170 títulos mineros y más de 100 mil hectáreas comprometidas.

 

Fotografía y texto: El Tiempo

Artículo original disponible en: http://www.noalamina.org/latinoamerica/colombia/item/15617-en-quindio-piden-una-consulta-popular-por-mineria-a-pesar-que-existe-amplio-rechazo-a-la-actividad

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar