Artículos de opinión

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Argentina: No podemos permitir que nos fumiguen con Agrotóxicos

Movimiento Nacional Campesino Indígena

Martes, 24 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Fuente: Prensa Rural

Frente a los últimos hechos que han enlutado a las comunidades campesinas del Alto Sinú y que se están volviendo reiteradas en cuanto a la sistematicidad de asesinatos de líderes y miembros del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, la Corporación Cahucopana expresa su profunda tristeza y preocupación por el estado de impunidad en la que se encuentran estos casos.

El asesinato del joven dirigente campesino y vicepresidente de la Asociación Campesina del Alto Sinú (Asodecas) Yimer Cartagena Úsuga el martes 10 de enero en Carepa (Antioquia), quien después de ser secuestrado y desaparecido fue encontrado en la morgue del municipio, demuestra una vez más que ni las comunidades organizadas ni el movimiento social cuentan con garantías para ejercer la labor de defensa de sus derechos.

Para el año 2012 la Corporación Cahucopana acompañó a Asodecas en el impulso de la primera acción humanitaria en el corregimiento de Crucito (Tierralta, Córdoba) con el fin de visibilizar la situación de violación a los derechos humanos, bloqueos económicos y presiones militares que estaba aquejando a la población, en territorios históricos de presencia de grupos paramilitares y de multinacionales que venían organizando el proyecto de Urrá 2, parte del megaproyecto hidroeléctrico que solo ha causado despojo y empobrecimiento a las comunidades en la región del Alto Sinú.

Estas acciones demostraron el fortalecimiento organizativo y la capacidad de sus líderes para enfrentar las vicisitudes del conflicto. Sin embargo, también empezaron a ser víctimas de persecución.

En el nuevo escenario de paz el Gobierno nacional debe empezar a implementar mecanismos de protección que lleven a la construcción de una paz estable y duradera y a garantizar la vida digna de las comunidades. Por eso instamos al Estado a que implemente, lo más pronto posible, las medidas de protección colectivas y diferenciadas, a la par de las acciones que garanticen la desarticulación y desfinanciación de los grupos paramilitares que siguen haciendo presencia en los territorios.

Cahucopana expresa sus más sinceras condolencias a la familia del compañero Yimer y a la junta directiva de Asodecas.

Bogotá DC, 12 de enero de 2017

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar