Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El 30 de septiembre en Bogotá fue instala oficialmente la subcomisión de derechos humanos y garantías de la mesa única de concertación entre el gobierno nacional y la Cumbre Agraria.

Con un acto público en el Centro de Memoria de la capital, Juan Fernando Cristo, ministro del Interior, y otros altos funcionarios del Estado dieron apertura a este espacio, junto con delegados de la Cumbre Agraria, miembros de organizaciones sociales y garantes.

La subcomisión estará integrada por representantes de los ministerios del Interior, Justicia y Defensa, de la Unidad de Protección y de otros organismos del Estado.

El 44,7 % del campo es pobre, y el Gobierno decidió recortar el presupuesto para el agro en un 48 %. El Censo Nacional Agropecuario se desarrolla para conocer como está el estado del campo actualmente en todo el territorio nacional, para ello se realiza una investigación por medio de métodos estadísticos, con el fin de conocer como es la vida en el campo, cuáles son sus problemáticas, para que una vez se realice el estudio, con la información obtenida se dé inicio a la elaboración de políticas públicas que contribuyan al desarrollo rural.

“Con el tercer Censo Nacional Agropecuario se logrará identificar la estructura productiva, el uso de la tierra caracterizado, el inventario agropecuario, la tecnificación de las estructuras productivas, el acceso a la asistencia técnica, las viviendas rurales y las unidades económicas no agropecuarias en el área rural”.

Culminaron las jornadas de protesta promovidas por la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular con la invitación hecha: el 2016 será de movilización.

A pesar del momentáneo destrabe de la mesa de negociación con el Gobierno y algunos avances en el tema de garantías y derechos humanos, las delegaciones de campesinos, indígenas, afros y pobladores urbanopopulares volvieron a sus territorios con la apuesta de consolidar la unidad de las organizaciones populares y la construcción de las cumbres regionales de paz.

Bogotá fue epicentro de las jornadas de movilización. Sin embargo, los medios hegemónicos les dieron muy poco espacio en sus parrillas noticiosas. Siguen los montajes judiciales contra el movimiento campesino. Indignación campesina, étnica y popular.

La semana pasada las organizaciones de la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular recorrieron las carreteras y calles del país para recordarles a los colombianos que su lucha no ha cesado y que para avanzar en el logro de la paz se deben realizar múltiples reformas, especialmente en el campo.

“La pequeña agricultura familiar (PAF) sería un modelo más exitoso para un país inminentemente agrícola como Colombia”, afirmó en la U.N. Albert Berry, de la Universidad de Toronto, candidato al Premio Nobel de Economía en 2004 y experto en el agro colombiano.

Según el investigador, quien es uno de los invitados internacionales al seminario “Emprendimiento Rural: agricultura a pequeña escala”, organizado por la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la U.N., dicho modelo permitiría explotar mejor la tierra y ofrecería mejores resultados en aspectos como empleo y productividad en el  corto y mediano plazo. 

“La alta concentración de la tierra en Colombia, una de las más altas del mundo, es un factor determinante para el atraso del sector agrícola en el país”, señaló Berry.