Artículos de opinión

Feminismo campesino

Brigitte Baptiste

Martes, 26 Septiembre 2017

Tipnis = Agua

ELIZABETH VARGAS SOLÁ

Domingo, 17 Septiembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y el Consejo Nacional de Paz Afrocolombiano (CONPA) anunció el posicionamiento de la Comisión Étnica para la Paz y la Defensa de los Derechos Territoriales para salvaguardar los derechos territoriales y colectivos de las poblaciones étnicas en el proceso de negociación e implementación de los acuerdos de paz.

La comisión conformada por autoridades de pueblos Indígenas y afrodescendientes será la instancia técnica nacional, autónoma, plural, decisoria, participativa, permanente y de autorepresentación de los pueblos y organizaciones indígenas y afrodescendientes que trabajan por la construcción de la Paz.

La decisión se adoptó en un reflexión interna del movimiento social realizada el 7 de marzo de cara a la participación en el proceso de negociación de paz en La Habana (Cuba). A continuación reproducimos el comunicado de la Comisión Étnica:

A 15 kilómetros del municipio de El Copey, en el departamento del Cesar, se encuentra el predio restituido de doña Dianis*. La mujer, que este año cumple 55 años, se presentó a sus tierras en compañía de su esposo y sus cinco hijos, los mismos a quienes en la época de la violencia les tocó huir para salvar sus vidas.

Ahora, son cinco los nuevos integrantes de su familia. Se trata de sus nietos, las personas que impulsan las ganas de seguir delante de esta mujer que recibió un terreno de 14 hectáreas. “Son grandes las ilusiones que tenemos al regresar al terreno de donde salimos hace mucho tiempo. Gracias al Estado nuestra familia empezará de cero para forjar el futuro de nuestros nietos”, señaló doña Dianis*.

La víctima retornó a su predio gracias al compromiso de la Unidad de Restitución de Tierras, que la asesorará en la implementación de un proyecto productivo.

Declaración política Asamblea Nacional de Anzorc Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina - Anzorc en el contexto político actual de Colombia la cuestión agraria y el irresuelto problema de tierras se encuentran plenamente vigentes, estos asuntos generaron el conflicto político, social y armado, por tanto su solución es fundamental para el logro de una paz estable y duradera. En esta guerra, vivida durante cinco décadas, se recrudecieron la expropiación, el despojo y el desplazamiento forzado de campesinos, lo que configuró en la práctica una contrarreforma agraria que se consolidó con la inconstitucional ley de Zidres. La presión sobre los territorios campesinos no termina, se vive una fase de remilitarización de los campos y un nuevo auge del paramilitarismo en todo el país.

En este preciso momento, ad portas de la paz, las Zonas de Reserva Campesina, como figura para la estabilización social y económica del campesinado, cobran un valor estratégico para Colombia ya que una transición hacia la paz abre grandes posibilidades para la economía campesina y el campesinado. 

Para hoy miércoles 2 de marzo el movimiento “Defendamos a Casanare” convocó a una “gran movilización social campesina”, de rechazo a la ley Zidres y en defensa del agua. 
A las 7 de la mañana los organizadores tienen previstos sitios de concentración en el aeropuerto de Yopal y en el sector de “La nevera”, al norte de Casanare.
Cristóbal Torres, uno de los organizadores sostuvo que se quiere enviar un mensaje al Gobierno del Presidente Santos, de que “nuestros campesinos se respetan y de que en Casanare no permitiremos que acaben con el agua, ni que se despoje a nuestros campesinos de sus tierras, las cuales las quieren para entregárselas a los extranjeros”, argumentó.
Torres invitó a todos los casanareños nativos o por adopción para que acompañen la movilización social campesina, teniendo en cuenta que “el abandono es evidente por parte del Estado en esta región, mientras nuestros campesinos que son gente buena están ad portas del despojo de sus tierras”. 

Con la presencia de más de 250 personas provenientes de 6 de las 8 subregiones del departamento (Bajo Cauca, Magdalena Medio, Norte, Nordeste, Oriente y Valle de Aburrá), se realizó la instalación del Congreso de los Pueblos Antioquia los pasados 20 y 21 de febrero. El encuentro tuvo como propósito definir las líneas de trabajo para el desarrollo de la relación entre elcampo y la ciudad, a partir de los mandatos y ejes programáticos del Congreso de los Pueblos.

A través de mesas temáticas se reunieron a compartir la palabra campesinos, pescadores, barequeros, mujeres, estudiantes, obreros, jóvenes, artistas, sindicalistas para conversar alrededor de la soberanía alimentaria, la construcción y defensa del territorio, la defensa del agua, del medio ambiente y la biodiversidad; la construcción de cultura popular y los derechos de los pueblos.