Artículos de opinión

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Argentina: No podemos permitir que nos fumiguen con Agrotóxicos

Movimiento Nacional Campesino Indígena

Martes, 24 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Hasta el Ministerio del Medio Ambiente llegaron representantes de la comunidad ecológica de Peñalolén para solicitar un pronunciamiento del subsecretario, Marcelo Mena, respecto de la invalidación de la evaluación ambiental para la modificación del plan regulador de la comuna. “A la fecha, el subsecretario no se ha pronunciado respecto de si inicia una invalidación, respecto de todo este procedimiento que fue obtenido a través de un fraude”, señaló el abogado Luis Mariano Rendón.

El abogado de los vecinos comentó que en la reunión con el subsecretario, le plantearon su “decepción y frustración, porque esta falta de pronunciamiento no solo es un acto de descortesía, sino que es una violación de las normas de la Ley de Procedimiento Administrativo, que establece plazos para que las autoridades se tengan que pronunciar”.

“Lo único que logramos fue que el subsecretario se comprometiera a emitir un pronunciamiento, respecto de si inicia o no la invalidación de esta evaluación ambiental, pero no dio plazos y eso nos deja tremendamente preocupados, porque paralelamente, podrían empezar obras de construcción que destruyan el lugar”, agregó.

En diciembre del año pasado, los vecinos se querellaron por falsificación de instrumento público, debido a que en el informe ambiental, adjunto a la Evaluación Ambiental Estratégica de la modificación del Plan Regulador Comunal de Peñalolén, figuraba como sitio eriazo un terreno ubicado en calle Antupirén 10.001. Los vecinos señalan que el terreno presenta un bosque nativo, cuestión que motivó la inspección de la Brigada Investigadora de Delitos Medioambientales de la Región Metropolitana de la Policía de Investigaciones (BIDEMA), en enero de este año.

“El informe de la PDI señala específicamente que no es un sitio eriazo. Ni siquiera ese antecedente tan claro ha motivado que el subsecretario se pronuncie y ha tenido el tema guardado por dos meses, lo que nos parece vergonzoso”, señala Rendón.

Un problema para la precordillera

“Toda la precordillera de Santiago está siendo objeto de una fuerte presión habitacional y es un territorio que tenemos que preservar, por todos los servicios ambientales que presta para la ciudad”. Ese es el marco de referencia que entrega Rendón para situar el conflicto que enfrentan los vecinos de la comunidad ecológica.

Sobre este punto, especifica que la construcción de grandes proyectos habitacionales reduciría la superficie de infiltración de precipitaciones hacia las napas freáticas. “Cuando tú pavimentas la precordillera, haces que el agua en vez de infiltrarse, pase y se acumule en los sectores planos de la ciudad, con las consiguientes inundaciones. Entonces, tenemos inundaciones en invierno y sequía en los veranos, porque no se han recargado las napas”.

Para el abogado, el conflicto se trata de la biodiversidad precordillerana, por lo que descarta que el movimiento de la comunidad ecológica se genere como una reacción particular a proyectos de vivienda social que la autoridad pretende ubicar en la zona.

“Acá el tema no son las viviendas sociales, sino el uso que queremos darle a la precordillera. Deberíamos mantenerla en su estado natural, permitir una escasa construcción, de manera que la gente que se vaya a vivir allí, sean los verdaderos guardianes de la cualidad natural de esos territorios”, explica.

La crítica de Rendón se centra en la generación de políticas públicas relacionadas con la vivienda social. A su juicio, el traslado de vecinos hacia la precordillera “repite las políticas habitacionales de la dictadura, que tomó los pobladores y los tiró a los márgenes de la ciudad. En este caso se pretende tirar a los pobladores arriba del cerro, prácticamente, cuando una política de vivienda social responsable debe meterse la mano al bolsillo y comprar terrenos en las zonas más céntricas de la comuna, donde la gente tenga la infraestructura más cercana. En Peñalolén esos terrenos existen, pero son más caros”.

 

Fotografía y texto: El Ciudadano

Artículo original disponible en: http://www.elciudadano.cl/2016/08/17/317006/ecologistas-exigen-respuesta-del-ministerio-del-medio-ambiente-por-presunto-fraude-en-modificacion-del-plan-regulador-de-penalolen01/

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar