Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El Grupo del Banco Mundial con sede en Washington advirtió que los precios globales de los alimentos son altos y volátiles y que el mundo necesita estar alerta en relación con esta tendencia.

Los precios globales de los alimentos bajaron ocho por ciento entre septiembre y diciembre de 2011 debido a las crecientes reservas y a la incertidumbre sobre la economía global, pero siguieron siendo volátiles y altos. El índice anual de 2011 fue 24 por ciento más alto que su promedio en 2010, dijo hoy el banco en una declaración para la publicación de su más reciente "Informe de alerta sobre el precio de los alimentos".

"Mientras que el primer trimestre de 2011 experimentó grandes aumentos, cinco meses consecutivos de descensos a finales de este año condujeron el Indice de Precios de los Alimentos del Banco Mundial a ubicarse siete por ciento por debajo de los niveles de diciembre de 2010 y 14 por ciento por debajo de su punto más alto en febrero.

Sin embargo, los precios globales siguen siendo altos y el índice anual de 2011 promedió 210 puntos frente al promedio de 169 puntos registrado en 2010, se dijo en la declaración del banco.

A pesar de la tendencia a la baja de los últimos meses, los precios globales de los alimentos básicos clave siguieron registrando volatilidad y los precios anuales promedio del trigo, maíz y arroz superaron ampliamente los promedios de 2010, se señaló en el trimestral "Informe de alerta sobre el precio de los alimentos".

"La peor alza en el precio de los alimentos puede haber terminado, pero aún debemos estar alerta", dijo Otaviano Canuto, vicepresidente del Grupo del Banco Mundial para la Reducción de la Pobreza y la Administración Económica.

"El precio de ciertos alimentos sigue siendo peligrosamente alto en muchos países, lo cual deja a millones de personas en riesgo de sufrir desnutrición y hambre. Los gobiernos deben responder e implementar políticas que ayuden a las personas a enfrentar esta situación", agregó Canuto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar