Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El Banco Mundial ha alertado de las consecuencias que el incremento del precio de los alimentos básicos están teniendo para la población más pobre del planeta y ha afirmado que dicha alza puede tener "efectos catastróficos" para el bienestar social, físico y mental de "millones" de niños.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, ha alertado este lunes en un comunicado de que "cuando los precios de los alimentos suben abruptamente", las familias tratan de ahorrar dinero "sacando a sus hijos de las escuelas y comiendo de forma más barata y menos nutritiva".

El organismo ha asegurado que trabaja con otras instituciones para seguir "de cerca" la evolución de esta crisis alimentaria y sus posibles efectos en comunidades que, en algunos casos, dedican dos terceras partes de sus ingresos a comprar comida.

El Banco Mundial menciona en su último informe la sequía en Estados Unidos y las complicaciones climatológicas en otras regiones productoras de grano como Rusia, Ucrania, Kazajistán e India, entre otros, como elemento a tener en cuenta para analizar la actual situación a nivel mundial.

A corto plazo, Kim ha apostado por la adopción de programas de alimentación en los centros educativos, el envío condicionado de dinero y la puesta en marcha de programas denominados "comida por trabajo". A medio plazo, ha añadido, "el mundo necesita políticas fuertes estables e inversiones sostenidas en la agricultura de los países pobres".

La dependencia excesiva del clima y la baja cantidad de alimentos almacenados favorece la volatilidad de los precios y, por tanto, los riesgos tanto para consumidores como para gobiernos. Además, la volatilidad desalienta la inversión en proyectos agrícolas debido a los crecientes riesgos económicos y a la incertidumbre de productores y comerciantes.

A diferencia de la crisis de 2008, cuando el arroz y el trigo fueron los granos más afectados por la subida de precios, en 2012 el arroz no está sufriendo incrementos significativos. Tampoco se encuentran actualmente en niveles críticos los costes del combustible, los fertilizantes o el transporte.

Sin embargo, en el caso del trigo el alza actual es del hasta el 50 por ciento desde mediados de junio, mientras que en el del maíz el incremento supera el 45 por ciento. Las semillas de soja, por su parte, han aumentado su precio desde principios de junio en casi un 30 por ciento y, si se compara con los datos de finales de 2011, el incremento se aproxima al 60 por ciento.

El Banco Mundial prevé que la volatilidad de precios se mantenga durante los próximos años y que los precios del grano superen los niveles considerados adecuados al menos hasta 2015.

El organismo ha recordado que alrededor de mil millones de personas pasan hambre en el mundo y, de ellas, más del 60 por ciento son mujeres. Un tercio de los niños que mueren en todo el planeta fallecen por su mala alimentación, según el Banco Mundial, que también ha apuntado que el 80 por ciento de la arquitectura cerebral se forma durante los primeros mil días de vida de una persona.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar