Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Los pueblos se visibilizan, a medida que fortalezcan el espíritu de la unidad.

Fuente: IPDRS
Autoría: Basilio A Lezama M
Fecha: Martes, 22 Marzo 2016

Las diferentes religiones mundiales, afirman: que Dios creó el mundo, con descripciones y matices, sobre lo que cada religión, consideran que es su Dios. Por lo tanto, según la escala jerárquica del concepto, el nivel 1, es el del concepto absoluto: verdades, definiciones y pensamientos puros. Constituye lo que llamó Platón, Mundo Inteligible, donde pernocta  espíritus elevados, es decir; el mundo de la perfección. Se puede inferir, en sentido general, en el lado del Mundo Inteligible, los seres ascendidos, van desarrollando la profundidad espiritual, hasta el nivel Absoluto. Al atribuirle a Dios, la creación del Mundo; el real inteligible y el real sensible, todo lo creado por él, está revestido de perfección y pernocta, en ambos mundos. Por lo tanto, la imperfección está en los órganos  perceptivos de los humanos.

En la religión católica, a partir del barro, Dios creó al hombre y de la costilla del hombre creo la mujer. Por lo tanto, se puede inferir, que tales afirmaciones son simbologías; que el hombre está constituidos por los elementos materiales y espirituales de la tierra y la mujer, como un ser humano, que solo cumple con su rol espiritual, al lado de un hombre, con sana  convivencias. Y solo, los hombre y mujeres, en servicio espiritual, tienen en comunión con Dios,  un rol individual. Por lo tanto, se puede inferir, que el rol del hombre y la mujer común, es en pareja fundamentada en el amor y en sentido general, en colectivo. Por lo tanto, cualquier transgresión, se puede concebir, como una desviación al camino, que conduce hacia  la verdad.

Las diferencias entre las razas, el ambiente, los alimentos y el entorno que se percibe en los diferentes regiones « las partes»,  dependen de la heterogeneidad de la tierra. Donde  en forma sinérgica, es el Todo, superior a la suma de las partes. Aunque existen países que están conformados, por regiones, con políticas, económicas y sociedades diferentes. Y en muchos de esos casos, entran en confrontaciones; cuando una de las partes, sienten algún apoyo y se arriesgan, a consolidar posiciones de poder. Se infiere,  alimentarse con lo que produce la tierra, en su región; para evitar enfermedades y contaminar el medio ambiente, mediante elementos extraños productos de las exportaciones y migraciones; a controlar, para garantizar la salud de los humanos, animales  y de la tierra.

Los países desarrollados, en los intentos de incrementar el desarrollo y de fomentar la acumulacion del capital, con afan de poder. No solo han profundizado la política, económica, cultural,  lo social, el parque industrial y militar. Las curiosidades, los han tentados en  violaciones de las leyes naturales, que han originados desastres ecológicos, climáticos, enfermedades, hambres y otros. Y cada vez más, los hechos lo confirman, se han  aproximado a algunos grupos religiosos, que se han alineados al placer de las veleidades humanas, alejándose de los factores humanos; dejando a mayoría, a merced de la ignorancias y la pobreza, que claman por actos de justicias y de paz.

Los países Latinoamericanos y El Caribe, han entrado relativamente tarde al escenarios del desarrollo; variables exógenas, implacablemente y en forma constantes, las golpean,  impidiendo el ansiado desarrollo. Cuando inician un desarrollo positivo, a la vuelta de esquina, se generan hechos que los devuelven varios pasos atrás. Se infiere, que esas grandes diferencias, con los países en desarrollo, permiten que un lenguaje más profundo, con variables muchas veces desconocidas  penetren en los espacios políticos, económicos y sociales. Y cuando se dan cuenta, los costos son incalculables y sin posibilidades de recuperarlos. Al menos que en el concierto de naciones, incrementen la conciencia del Todo, de ser superior a la suma de las partes y con  justicia enmendarlos.

En Venezuela, en una observación de segundo grado, los indígenas por Siglos, fueron aniquilados y diezmados, con el pretext de desplazarlos  y  minimizarlos, para apoderarse de las tierras. La debilidad tecnológica y militar, ha permitido que sean desplazados, hasta tal punto; muchos de ellos se asimilaron y perdiendo fuerza, que impedía la masificación, para generar una magnitud en  dirección de desarrollo. Solo los gobiernos progresistas de Latinoamérica y El Caribe, han reivindicados los pocos grupos étnicos, que cada días se van incorporando al desarrollo de los pueblos originarios y las ciudades que se han conformados  a lo largo y anchos. Y cada vez más, son más visibles, en la medida que se fortalezcan el espíritu de unidad.