Artículos de opinión

Tipnis = Agua

ELIZABETH VARGAS SOLÁ

Domingo, 17 Septiembre 2017

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Siembras Urbanas en sentido colectivo.

Fuente: IPDRS
Autoría: Basilio A Lezama M
Fecha: Jueves, 24 Marzo 2016

Al principio los Seres Humanos, describen verbalmente los objetos físicos mediante la comprensión e interpretación. Sin embargo,  se originan distorsiones que muchas de ellas se han conservados, consideradas como despreciables y más, con explicaciones superficiales que se entienden « con enfoques diferentes». Muchas interpretaciones originaron pérdidas incalculables, guerras y enfermedades. Que al superarse, solo el silencio y el espíritu de volver a empezar, confortaba. Surgiendo líderes, que transfieren los beneficios a sus descendientes como un legado reconocidos por una multitud significante. Aunque muchos dotados de la habilidad de la fluidez verbal, han impresionado y captados la buena voluntad de los pueblos, para someterlos y esclavizarlos.

Después del desarrollo de los procesos escritos, los más aventajados comenzaron a describir los objetos conceptuales. Muchos de ellos, productos de transmisiones verbales, contaminados por efectos emocionales,  crearon desviaciones; por deficiencias lingüísticas y capacidad de expresar lo que sienten y piensan. Surgen los documentos, que plasman argumentos, adornados y enfatizados por los intereses, que han sido instrumentos que también generar pérdidas incalculables, guerras y enfermedades psíquicas adicionales. Los más dotados, con carácter impositivo dominaban a los menos aventajados, protegidos y defendidos, por el poder instituidos. Y en muchos casos, se adosaban comunicaciones con espíritu superiores, para subyugar a los pueblos, mediante conceptos ideológicos. Muchos de ellos, todavía vigentes.

Sobre el concepto Urbano y Rural, que han sido distorsionados, con la finalidad de subyugar al que produce en el campo y exaltar a los que viven en los pueblos y ciudades, donde  dan  riendas sueltas al disfrute de la veleidades humanas; con grandes distorsiones hasta considerarlos, como contradictorios. Según la escala jerárquica de los conceptos, estructurados en base a los pensamientos de los Épicos Griegos. Los Seres Humanos se han agrupados en sentido específicos en aldeas y caseríos. Y mediante la profundidad conceptual, se van expandiendo en sentido específico más general en pueblos y en sentido general en ciudades. Identificando a los habitantes, que viven en comunidades rurales, como campesinos  y los que viven en comunidades urbanas, como ciudadanos. En base a esto, surge la siguiente pregunta: ¿Cuando termina lo rural y donde empieza la de Urbano?

Los Seres Humanos, para garantizar la satisfacción de las necesidades, se ubicaban en las orillas de los ríos, lagos y mares. Con la finalidad de obtener, el agua para sus menesteres  y aprovechar las tierras fértiles, que se encuentran en el entorno  por efectos de deposiciones de materias orgánicas, producto del arrastre y por efectos de las lluvias. Aunque conscientes de la existencias de periodos lluviosos, que generan crecimiento de los ríos y lagos, que arrastra todo a su paso, e inclusive, la vida de muchos. No obstante, a sabienda que no ocurre siempre, después de un desastre vuelven tímidamente. Si el próximo periodo, no ocurre nada, se incrementan las poblaciones, aceptando el riesgo. No obstante, en muchas pueblos, se han desviados ríos y construidos muros de contención, para protegerse.

La tendencia de muchas civilizaciones de ocupar tierras fértiles, para lograr la seguridad alimentaria,  como un gran valor. Y con las posibilidades de seguir cultivando, el amor a la tierra; siembran en los patios para su consumo. Sin embargo, son muchos los caseríos y aldeas, que pasan por periodos climáticos inclementes, e incluso, los ríos se secan, disminuyendo las posibilidades económicas. Muchos se trasladan a otros sitios más seguro, e inclusive a las ciudades. Sin embargo, muchas familias campesinas, esperan estoicamente, los periodos de las vacas gordas y  de las vacas flacas, conformando un escenarios, que se le da la connotación de rural. Por las dificultades de acceder al desarrollo tecnológico y los servicios, sufren estancamientos, porque no se valoran los esfuerzos y se pretenden, mantenerlos en el olvido.

Son muchos los gobiernos, que  las facilidades urbanas los cautivan. Y se olvidan quienes producen los alimentos, aunque muchos confían, en la capacidad de comprar todo lo que necesitan. Las dificultades por los costos, de llevar o crear los servicios en las zonas rurales; optan por dejar el  desarrollo a las iniciativas privadas. Y en muchos de los casos, los habitantes sufren actos de injusticias, en la compra y venta de sus propiedades e inclusive, riesgos  de  muerte. Gobiernos, que han intentado, mediante subsidios y reformas, favorecer al campesino, sin pensar en los servicios que necesitan. Estrategias que han utilizado a lo largo y ancho de Latinoamérica y El Caribe, obliga al natural, a aislarse en los lugares inhóspitos, donde se lucha contra la adversidad; que los gobiernos progresista están remediando e inclusive incentivando las  siembras urbanas.