Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

ODS 5: discusión de los ODS en clave rural y en el ámbito de Bolivia: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas

Fuente: IPDRS
Autoría: Miriam Huacani, Wilber Maygua
Fecha: Lunes, 09 Enero 2017

ODS 5: discusión de los ODS en clave rural y en el ámbito de Bolivia: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas

 

HUACANI ZAPANA, Miriam Julieta

                                                                                          MAYGUA PÉREZ, Wilber Ramiro

(CIDES – UMSA. Maestría en Desarrollo Rural Sostenible 2016 – 2017)

 

 

Introducción

Bolivia es un país conformado culturalmente por varios pueblos indígenas, originarios, campesinos, afrodescendientes e interculturales, cada uno con su propia historia, identidad, y autodeterminación; fue en este contexto que se establecieron los roles y funciones de sus habitantes, a lo que se suma la determinación por el género y la edad de sus integrantes.

Las cosmovisiones tanto Andina, Amazónica, como del Chaco boliviano han creado una serie de normas que se han vuelto consuetudinarias con el tiempo, estableciendo roles y funciones de los integrantes como base fundamental del equilibrio y la complementariedad de funciones en sus sociedades. Estas bases culturales habrían sufrido una suerte de erosión y cambios en las últimas décadas propiciadas e impuestas por perspectivas exógenas y globalizantes.

Sin embargo, es necesario comprender que estas normas y perspectivas  exógenas se deben también a una resignificación de las relaciones de género y el surgimiento de una teoría que la acompaña, el enfoque de género[1], que entre sus postulados más elementales implica comprender que la construcción de las diferencias y relaciones de género tienen una base social e histórica que es necesario modificar para superar las desigualdades existentes entre hombres y mujeres. Estos cambios son necesarios para que los hombres y las mujeres  reciban los mismos beneficios, tengan acceso a las mismas oportunidades y sean tratados con el mismo respeto; logrando el objetivo final de otorgar a las personas igualdad legal, cultural y social en el ámbito de las instituciones democráticas, laborales, culturales, religiosas, entre otras.

Las Naciones Unidas han construido un conjunto de indicadores de evaluación sobre la situación de género en el mundo, especialmente aspectos vinculados a la educación, el acceso a empleos remunerados y la mayor cantidad de escaños en los parlamentos nacionales.

También son aspectos importantes en la definición y las tareas del Objetivo 5 el:

Poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo; eliminar todas las formas de violencia (…) incluidas la trata y la explotación sexual; eliminar todas las prácticas nocivas como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina; reconocer y valorar los cuidados no remunerados y el trabajo doméstico no remunerado mediante la prestación de servicios públicos, la provisión de infraestructuras y la formulación de políticas de protección social(…); velar por la plena y efectiva participación de las mujeres  e igualdad de oportunidades de liderazgo  a todos los niveles de la adopción de decisiones en la vida política, económica y pública; garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva(…);

El presente trabajo intenta avanzar en reflexiones para que el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas sea adecuado y posible en el contexto de Bolivia. Particularmente nos concentraremos en la meta que indica “Velar por la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles de la adopción de decisiones en la vida política, económica y pública”  

Con base en la meta seleccionada se proponen dos indicadores de medición:

  • Proporción de escaños ocupados por mujeres en las asambleas nacionales y los gobiernos locales.
  • Proporción de cargos ejecutivos jerárquicos, presidencia, gobernaciones y alcaldías, presididas por mujeres.

Si bien se realizó la documentación del marco legislativo, se pretende a partir de ello alcanzar a comparar referencias más empíricas y prácticas desde la experiencia de sus protagonistas quienes de algún modo han vivido y sentido el avance o estancamiento en el cumplimiento de estos objetivos.

Avances y desafíos de la inclusión de la mujer en la vida política

La lucha por la inclusión de los derechos de género, en la vida política, social y económica de los países, con mayor énfasis en la inserción de las mujeres y las niñas en estratos estratégicos como educación, salud, trabajo, y oportunidades en la participación política, fue el tema base para las grandes manifestaciones en todos los países del mundo iniciados en la segunda mitad del siglo pasado.

Según Delgado (2012) estas luchas fueron acciones políticas de resistencia contra las dictaduras y las conductas de subordinación y discriminación, por lo general manejadas por hombres; esto puede explicar por qué la mujer no ha tenido en muchos años la protección constitucional legal y jurídica de sus derechos, esta situación se debe a la ausencia del género femenino en espacios donde se diseñan políticas estatales. En Bolivia un poco más de la mitad de la población son mujeres[2], sin embargo, la condición de discriminación continúa presente, por ello es necesario tener lineamientos políticos, de derechos y participación en ámbitos políticos, jurídicos y orgánicos. Delgado dice que la participación de la mujer en la política debe ser entendida desde su situación y posición de discriminación histórica, desde los índices de mortalidad, la salud sexual, la maternidad, la violencia, la discriminación, la cultura de patriarcado, y lo central debe ser trabajar en una despatriarcalización mental de la mujer.

Existen avances significativos en la legislación boliviana, por ejemplo, la Constitución Política del Estado establece:

  • Derecho a ocupar cargos públicos y a ejercer funciones públicas. Artículo 26 de la CPE.
  • La participación será equitativa y en igualdad de condiciones entre hombres y mujeres. Artículo 147 de la CPE.
  • En la elección de asambleístas se garantizará la igual participación de hombres y mujeres Artículo 210 de la CPE.

“Asimismo, el Plan Nacional de Acción de Derechos Humanos (PNADH) Bolivia para Vivir Bien, trabaja la descolonización de las desigualdades; reitera el carácter transversal de los derechos humanos en el PND. Se presenta como el instrumento de planificación y de construcción de políticas públicas en este ámbito” (Coordinadora de la Mujer, 2010).

Por su parte, el Plan Nacional de Igualdad de Oportunidades: Mujeres construyendo la nueva Bolivia para Vivir Bien”, sigue los lineamientos del PND, plantea la descolonización del concepto de género, construir relaciones horizontales de género y desmitificar el par complementario o chacha warmi, otorgando nuevas bases conceptuales de orientación de la política pública. Considera seis ejes estratégicos y en cada uno de ellos define políticas específicas, estos ejes son: i) económico, productivo laboral; ii) educación; iii) salud; iv) violencia en razón de género; v) ciudadanía y participación política; y vi) fortalecimiento institucional. En cada eje se definen las políticas, las acciones concurrentes y los organismos públicos responsables para su aplicación (Coordinadora de la Mujer, 2010).

. Si bien el tema de la inclusión de la mujer en la vida política, tiene varios elementos transversales como salud, violencia doméstica y sexual, feminicidio, migraciones, fuentes laborales y acceso a la tierra, se han identificado tres elementos clave que podrán viabilizar estratégicamente a mediano y largo plazo, para lo cual se ha desarrollado una amplia cobertura normativa y legal como se señala a continuación:

 

Educación intercultural

  • Ley 045 Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación 2010: Se establecen disposiciones que prohíben el racismo y la discriminación, mediante disposiciones específicas contra toda forma de discriminación que incluye la de género. Emite disposiciones de prevención y educación, pero también se logra tipificar como delitos contra la dignidad de la persona humana, con implicaciones de ampliación de penas y de realización de acción judicial.
  • 0762 Reglamento a la Ley contra el Racismo y toda forma de Discriminación 2011; Prescribe mecanismos y procedimientos para la prevención y sanción de todos los actos de racismo y toda forma de discriminación, que servirá de soporte para el diseño de políticas públicas. Se basa en principios de interculturalidad, igualdad, equidad y protección.

Educación formal

  • Según la Ley 070 de Educación “Avelino Siñani y Elizardo Pérez 2010”, la educación asume y promueve principios ético-morales bajo el sustento de valores de equidad social y de género (Art. 3,13). Dentro los fines y objetivos de la educación promueve una sociedad despatriarcalizada, cimentada en la equidad de género, la no diferencia de roles, la no violencia y la vigencia plena de los derechos humanos. La formación de mujeres y hombres con identidad y conciencia de la diversidad sociocultural y lingüística.

Dentro de los objetivos de la educación están el regular, complementar y articular la educación humanística con la formación histórica, cívica, derechos humanos, equidad de género, derechos de la Madre Tierra y educación en seguridad ciudadana.

Se implementa la educación alternativa y especial, se incorpora la formación superior artística y universidades indígenas y promueve la participación social comunitaria en la cual los actores sociales, comunitarios, son madres y padres de familia.

Participación Política

  • 28959 Plan Nacional de Igualdad de Oportunidades “Mujeres Construyendo la Nueva Bolivia para Vivir Bien” 2008; con respaldo de los compromisos adoptados y ratificados por el Estado boliviano se aprueba y pone en vigencia dicho Plan Nacional.
  • Ley 018 Órgano Electoral Plurinacional (OEP) 2010”; se establece que en el Tribunal Electoral Departamental, de cada cinco vocales, al menos dos serán mujeres. (Art.32). Incluye disposiciones para garantizar el cumplimiento de los principios de equidad de género e igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, con aplicación de la paridad y alternancia en las candidaturas plurinominales y en la uninominales. En el Órgano Legislativo, se señala que se garantizará la igual participación entre hombres y mujeres. En el Órgano Ejecutivo se debe respetar el carácter plurinacional y la equidad de género en la composición del gabinete. En la representación política y en lo referente a la elección interna de las y los dirigentes, de candidatas y candidatos de las agrupaciones ciudadanas y partidos políticos se garantiza la igual participación de hombres y de mujeres.
  • Ley 027 Tribunal Constitucional Plurinacional 2010; regula la estructura, organización y funcionamiento del Tribunal Constitucional Plurinacional. Se establece como cargos electos, no establece cuotas de participación de mujeres, sólo a nivel de la preselección de candidatos, que señala que de 28 postulantes, la mitad deben corresponder a mujeres, de los cuales se eligen 7 titulares y 7 suplentes.
  • Ley 025 Órgano Judicial 2010; establece que en la postulación y preselección, para la conformación del Tribunal Supremo y Tribunal Agroambiental, el respeto a la interculturalidad y equivalencia de género (Art. 20; III). Su alcance se refiere a jueces y vocales. Se considera que en la pre-selección de magistrados/as la mitad sean mujeres. También se dispone que se debe garantizar que el 50% de los vocales electos de los tribunales departamentales de justicia sean mujeres.
  • El Plan Nacional para la Igualdad de Oportunidades en el eje de ciudadanía y participación política define dos políticas: i) promover mecanismos eficaces para el ejercicio de derechos de ciudadanía de las mujeres y; ii) promover y proteger la participación política de las mujeres en diferentes espacios de decisión.

A partir de las promulgaciones de estas normativas se pudo evidenciar el aumento sustantivo de representaciones y participación de mujeres en la vida política, para el año 2010, los cambios fueron notorios dando como resultado que un 43% (786) de las mujeres fueron electas concejalas titulares, no obstante, se ha constatado que en la conducción de los Gobiernos Autónomos Municipales, apenas se cuenta con 22 Alcaldesas de los 337 municipios existentes, es decir, que representan un bajo 7%. (Fuente: Asociación de Concejales de Bolivia, 2010)

Para el año 2015, el Tribunal Supremo Electoral oficializó la siguiente nómina de ciudadanos electos como senadores, diputados plurinominales, diputados uninominales y diputados por circunscripción especial indígena originaria de la Asamblea Legislativa Plurinacional del Estado Plurinacional de Bolivia:

CAMARAS

TOTAL

VARONES

MUJERES

Senadores

36

21

15

Senadores Suplentes

35

15

20

Diputados

63

34

29

Diputados Suplentes

63

30

33

Diputados Especiales

7

4

3

Diputados Especiales Suplentes

7

5

2

Diputados Plurinominales

60

29

31

Diputados Plurinominales Suplentes

59

31

28

TOTALES

330

169

161

                  Fuente: Elaboración propia en base a datos de la Agencia Boliviana de Información

                               (ABI), 2015

 

Asimismo, en las últimas elecciones municipales los resultados otorgaron las siguientes cifras:

Departamento

Nro. de

Municipios

Alcaldes

Alcaldesas

Beni

19 

17

2

Chuquisaca   

29

28

1

Cochabamba

47 

43

4

La Paz

87   

84

3

Oruro

35

29

6

Pando

15 

14

1

Potosí

40     

37

3

Santa cruz

56

49

7

Tarija

11

10

1

TOTAL

339

311

28

                           Fuente: Elaboración propia en base a datos de la Federación de Asociaciones

                                        Municipales (FAM),2015

 

A partir de estos datos, se evidencia la notoria participación de las mujeres? en listas de las instancias de poder y decisión de políticas nacionales, departamentales y municipales, este proceso iniciado ciertamente va a tener repercusiones a mediano y largo plazo.

Si bien existe una amplia documentación que hace referencia a los procesos históricos de discriminación, segmentación, exclusión y marginación en estas instancias, todavía se mantiene en las áreas rurales obstáculos que quedan insertos en las costumbres, cosmovisiones, formas de vida comunitarias, que frustran la participación activa de la mujer en la vida política.

Según Magdalena Lázaro, sabía indígena de la Universidad Indígena Boliviana Aymara “Tupac Katari” y exdirigente de la organización Bartolina Sisa, si bien se ha desarrollado en la normativa jurídica, promulgación de leyes que benefician y protegen a la mujer, estas no son cumplidas con rigurosidad creándose más bien un efecto contrario puesto que  habrían aumentado los casos de violencia familiar, feminicidio, discriminación a la mujer de forma sistemática; se habría incrementado también el acoso político, la designación de cargos solo para el llenado de listas para la paridad de postulantes al cargo, es decir, que en caso de ser ganadoras son inmediatamente sustituidas por otros (hombres) o que sus opiniones no son escuchadas por el simple hecho de no saber hablar el español correctamente, ella afirma que es necesario que las lideresas rurales se profesionalicen para saber hablar con propiedad en espacios (intelectuales) y que en la actualidad solo sufren violencia psicológica y biológica. (Entrevista realizada en la Universidad Indígena Boliviana Aymara “Tupac Katari” el 04 de agosto de 2016 a hrs. 11:30 am).

Si bien las ambiciones de los Objetivos de Desarrollo Sostenible han considerado la temática del género en su amplia expresión, el presente trabajo, demuestra los avances que se desarrollaron en los últimos 8 años en Bolivia, transversalizando en tema de género en la legislación, normativa, promoviendo su participación y considerando la importancia que representa para la nueva sociedad del siglo XXI, desmitificando y despatriarcalizando los conceptos culturales tradicionales con las que se crearon la base de las comunidades indígena originarias, esto sin embargo representa todavía un largo camino a seguir; puesto que en la práctica y desde la visión de lo rural no se expresan tangiblemente dicen sus actores.

Finalmente es necesario resaltar y valorar los avances políticos, jurídicos y económicos que se han dado en Bolivia hasta la actualidad; pero no es suficiente, ya que la problemática de género y de lograr una sociedad en igualdad de condiciones es tarea de todos, que abarca a  toda la sociedad; desde la familia, educación, cultura, política y normas jurídicas.

Por tanto se recomienda extender la educación, salud y justicia hasta el último rincón de la comunidad, ya que estas instituciones constituyen la base fundamental para lograr el desarrollo.


 

[1] Se entiende género como “una categoría que hace a la construcción diferenciada de las identidades y roles de mujeres y hombres en la sociedad. Identidades y roles constituidos a partir de una estructura patriarcal de larga data, que no conoce fronteras históricas ni territoriales. Bajo esta categoría las personas adquieren una identidad permanente, las personas, aún antes del nacimiento y al margen de sus respectivas sexualidades, son mujeres u hombres. Ese orden coloca a las mujeres –sin distingos de clase, edad, etnia, religión o cualquier otra categoría de diferenciación– en posición de subordinación respecto de los hombres, aunque, por supuesto, con matices de todo tipo.” (Plan Nacional para la igualdad de oportunidades, 2008)

[2] Según el censo del INE 2012, de 10.027.254 habitantes 4.998.989 son hombres y 5.028.265 son mujeres.

 

Bibliografía

Agencia Boliviana de Información (ABI)        
2015                  Nómina de senadores y diputados electos en Bolivia. Recuperado de
                          http://www.eaboli-via.com/lista-nomina-de-senadores-y-diputados-electos-
ASOCIACIÓN DE CONCEJALES DE BOLIVIA (ACOBOL)
2010                Gobiernos Autónomos Municipales Libres de Acoso y Violencia Política.       
                         Recuperado de www.acobol.org.bo revista digital el 05 de agosto de 2016 a
                         hrs. 18:00 pm.  
COORDINADORA DE LA MUJER
2011                   Informe Bolivia 2010 Derechos Humanos de las Mujeres y Justicia de
                          Género. La Paz - Bolivia.
Federación de Asociaciones Municipales (FAM)
2015                  Directorio telefónico municipal 2015-2020 federación de asociaciones
                          municipales de Bolivia. Recuperado de   
                           http://www.fam.bo/images/servicios/directoriofam.pdf  el 05 de agosto de 2016
                          a hrs. 17:35 pm.
LA RAZÓN
2012                  “No queremos estar en un cargo sólo como decoración” entrevista a
                             Rebeca Delgado Presidenta de la Cámara de Diputados de Bolivia, 
                             realizado por Ricardo Aguilar Agramont el 09 de septiembre de 2012.                                  
                             Recuperado de http://www.la-razon.com/index.php?_url=/suplementos-
                             el 05 de agosto de 2016 a hrs. 17:35 pm.
MINISTERIO DE JUSTICIA / Viceministerio de Género y Asuntos Generacionales
2008                   Plan Nacional para la igualdad de oportunidades “MUJERES
                           CONSTRUYENDO LA NUEVA Bolivia para vivir bien”. La Paz – Bolivia.