Más de 76 mil hectareas de productos bandera fueron sustituidas por estos sembríos para producir etanol.

El presidente de la Central de Comunidades Campesinas del Bosque de Piura, Miguel Silva Huertas, mostró su preocupación ante la “depredación” de los sembríos de productos bandera de la región, los cuales han sido reemplazados por caña de azúcar para producir biocombustible, poniendo en riesgo  el plan de seguridad alimentaria y la estabilidad económica del  campo.

Sostuvo que  en la región existen alrededor de 76,150 hectáreas con cultivos de caña de propiedad de seis empresas privadas, las cuales ejercen una presión permanente para  ampliar el volumen de agua de riego, lo que representa una grave amenaza para las áreas destinadas a cultivos como algodón, arroz y productos de pan llevar.

Además, indicó que estas acciones "neoliberales" también perjudican a la agricultura orgánica, de la cual dependen más de 8 mil agricultores organizados en asociaciones de bananeros, cafetaleros, mangueros y cacaoteros, quienes abastecen el mercado regional, nacional e internacional con un costo de producción de $ 35 millones anuales.

Dijo que la dotación de agua se ve amenazada porque se priorizan cultivos para producir etanol, que sólo beneficia a las grandes transnacionales, las cuales continúan invadiendo las tierras campesinas.

Riesgo alimentario

“La política neoliberal estableció la reconcentración de tierras, pero sólo para priorizar el monocultivo de caña azúcar para producir etanol, poniendo en riesgo la seguridad y soberanía alimentaria del país, cuando se debe velar por el cuidado de los suelos sembrando productos que utilicen menor cantidad de agua”, detalló Silva Huertas.

Exigió al Estado trabajar políticas agrícolas de acuerdo a la realidad de las comunidades campesinas, y determinar un plan de desarrollo que priorice la “agricultura para alimentación diaria”, sostuvo.

(Giannina Prieto - Piura)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar