Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Marc Dufumier,  profesor e investigador francés, es Director de la Cátedra de Agricultura comparada en el Centro Agroparis Tech. Dufumier se ha involucrado en numerosos proyectos de desarrollo agrícola, tanto en Francia como en el extranjero y ha realizado estadías en países del sur en apoyo a políticas de Reforma Agraria, a programas de seguridad y soberanía alimentaria y a proyectos de desarrollo agrícola y rural.

El profesor Dufumier ofreció una conferencia sobre el tema Agricultura limpia: una agricultura para el desarrollo sostenible, organizada por la Asociación de Organizaciones de Productores Ecológicos de Bolivia (AOPEB) la Facultad de Agronomía de la Universidad Mayor de Santa Andrés y SOS FAIM. Inició la exposición afirmando que los desafíos y los temas prioritarios en los próximos años, respecto a la agricultura, están relacionados  con el suministro de comida y producción de alimentos sanos para el mundo entero. Productos sanos  quiere decir que no existan hormonas en la leche,  antibióticos en la carne ni  pesticidas en las verduras y legumbres. 

El expositor explicó las ventajas de aplicar prácticas agroecológicas en la agricultura convencional para el mantenimiento de las potencialidades productivas de los ambientes, lo cual sería una características de la agricultura moderna del mañana.

Algunas de las características de esta agricultura se refieren a mantener la tasa de humus en la tierra, la biodiversidad, la eliminación de sistemas de producción que podrían llegar a erosionar los suelos y el uso de pesticidas y herbicidas que son una forma de atentar contra el medioambiente.  

El problema de la agricultura convencional, dijo el profesor Dufumier,  es que estuvo enfocada hacia una agricultura extensiva y  no a la  intensiva, lo que provocó severas consecuencias para el medio ambiente, incrementando la frontera agrícola.. En tal sentido,  propone pensar en una agricultura capaz de  producir más por hectárea, que se constituiría en una práctica ecológica.

Asimismo, y en contraposición con la agricultura convencional, la agricultura moderna del mañana no debiera hacer uso de energía fósil.La propuesta de Dufumier es aprovechar la energía natural renovable del sol, a través de la fotosíntesis de las plantas, para transformar la energía fotosintética en energía alimentaria, mediante el mejoramiento genético vegetal.

Esta energía alimenticia se traduce en azúcar, almidón, aceite y, sobre todo, carbohidratos. Obviamente, los cultivos deben tener acceso a agua y que ésta  se infiltre en el suelo, lo cual significa cobertura vegetal total del suelo y fijación de la energía solar, es decir que no exista ni un rayo de luz que caiga en la tierra directamente, todos deben caer en los cultivos, para que éstos tengan la capacidad de transformar la energía solar en energía alimentaria. La prioridad de la alimentación del mañana.

Las investigaciones realizadas desde la agroecología podrán explicar cada vez más y mejor los agro ecosistemas, ya que esa perspectiva responde  a  las principales necesidades respecto a la producción alimentaria, como suministrar alimentos sin agro tóxicos, disminución de de la costosa energía fósil, mayor uso de la energía solar y respeto a las generaciones futuras.

Para notas similares también visite: Extender la frontera agrícola de la quinua puede traer consecuencias

Comentarios   

0 # Tito Almendras 16-07-2015 16:41
Me gustaría recibir mayor información sobre AGRICULTURA COMPARADA Sr. Marc Dufumier, profesor e investigador francés, es Director de la Cátedra de Agricultura comparada en el Centro Agroparis Tech. como de otros expertos en el tema
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar