Artículos de opinión

Tipnis = Agua

ELIZABETH VARGAS SOLÁ

Domingo, 17 Septiembre 2017

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

En 1994 tuvo lugar en El Cairo la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) donde 179 países aprobaron un Programa de Acción con un horizonte de 20 años, que concluye en 2014. La cercanía a esta fecha, los logros alcanzados, las brechas no superadas y los desafíos en cuanto a población y desarrollo son los temas que congregan a delegaciones de más de 30 países en la Primera Reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo en Montevideo, y que fue inaugurada el pasado lunes 13 de agosto por el presidente de Uruguay, José Mujica.

“Quedan menos de 190 días para el vencimiento de los Objetivos del Milenio – ODM y algunos de éstos que no se van a cumplir: ni la igualdad de género ni la mortalidad materna”, afirmó Babatunde Osotimehin, director Ejecutivo del Fondo de Población de Naciones Unidas, quien recordó que la inequidad de género disminuye el desarrollo de los países. 

  • La tasa de adolescentes (15 a 19 años), embarazadas en América Latina y el Caribe, solo es superada por África.
  • El 20% de los partos de la región corresponde a mujeres menores de 20 años.
  • 4,2 millones de abortos inseguros se practican en la región cada año.
  • Las mujeres jóvenes mueren dando la vida. La mortalidad materna es un desafío que no da espera. Cerca del 2% de las muertes de las jóvenes se dan por causas relacionadas con embarazo.

Si bien, se han alcanzado importantes logros, como la reducción de la fecundidad, aún hay metas clave insatisfechas y que no se cumplirán para 2014,  y estas tienen que ver con los derechos sexuales y reproductivos: reducción del embarazo adolescente, mortalidad materna, la demanda de acceso a la planificación familiar y la interrupción voluntaria del embarazo.

Según Esteban Caballero, director regional adjunto del Fondo de Población de Naciones Unidas – UNFPA, un factor que influye de manera determinante en este fracaso tiene que ver con el sistema de creencias y valores de la sociedad. “Tenemos una cultura en la que no que se quiere admitir que los adolescentes se inician sexualmente relativamente temprano, que son seres sexuados”. Caballero advierte que si tenemos esto claro, lo siguiente es adecuar las instituciones para brindarles todos los servicios en salud sexual y reproductiva, y como familias y sociedad enseñarles a compaginar su  vida sexual y reproductiva con las otras aspiraciones que tienen.

“También hay factores legales en los países que prohíben la distribución de anticonceptivos a menores de edad; en otros se objeta la enseñanza de la educación sexual en las escuelas. Y en la gran mayoría hay una incapacidad en los servicios de salud con personal capacitado para asesorar a los adolescentes”, concluye Caballero.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar