Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

La preocupación por el incremento de la pobreza en el campo paraguayo aumentó al conocerse que el presupuesto nacional para el 2014 recorta en 61 por ciento los recursos destinados a entregar tierras y ayuda a los labriegos.

El programa de gastos sensiblemente reducido por la crisis financiera y de recaudación impositiva que vive el país aplicó tal disminución a los fondos que deben dedicarse por el Estado a fortalecer la agricultura familiar y a una supuesta reforma agraria.

A pesar de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó el 2014 como Año Internacional de la Agricultura Campesina, las organizaciones sociales y campesinas auguran un panorama aún más sombrío para ese espacio de tiempo.

Algunos datos del presupuesto abogan a favor de tal alarma pues tocan aspectos fundamentales para la existencia de un plan de combate a la pobreza extrema existente en los asentamientos campesinos y a las carencias de sus pobladores.

Ejemplo contundente es el del rubro destinado a Tierras, Terrenos y Edificaciones, el cual desciende en 47 por ciento, o sea 53 por ciento menos del presupuesto con destino a las compras por el Estado de parcelas para entrega a familias campesinas carentes de ellas.

La falta de financiamiento impedirá la adquisición de tierras y pago por expropiaciones, instalación de infraestructuras sociales y servicios básicos en los asentamientos como construcción de caminos, escuelas, agua potable y centros de salud, entre otros

Según registros oficiales en el 2009 fueron beneficiadas con tierras tres mil 240 familias; en el año 2010, tres mil familias; en el año 2011 unas mil 746 familias y en el 2012, mil 850 familias, mientras se calcula en 300 mil los campesinos sin acceso a ellas.

El presupuesto del gobierno para el 2014 tendrá recursos asegurados para adquirir terrenos solo para 43 familias y mantiene así la enorme cantidad de campesinos sin tierra que el latifundismo lanza a los bolsones de pobreza alrededor de las ciudades.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar