Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

América Latina es una región de emprendedores, con más de la mitad de la fuerza laboral empleada en pequeñas empresas, pero cuyo crecimiento se ve socavado por la falta de innovación, según un informe del  Banco Mundial.

El Informe “El emprendimiento en América Latina: muchas empresas y poca innovación”, presentado ayer en la Facultad de Economía de la Universidad de Chile, menciona que el 60% de los empleados latinoamericanos trabaja para una firma con cinco trabajadores o menos. Eso refleja una creación de empresas fuerte, pero con firmas que crecen a una tasa inferior a la de sus pares en otras economías de ingreso medio, menciona.

Las firmas regionales con 40 o más años de actividad tienen en promedio 110 empleados, mientras que en el este de Asia emplean a 170; en Europa Oriental, a 220, y en los países de altos ingresos, a unas 250 personas.

El BM apunta que este menor crecimiento se debe a un bajo nivel de innovación, por ejemplo, la tasa de introducción de nuevos productos es inferior a la de otros países, lo que obedece a cuatro grandes factores: 1) el capital humano, en particular un bajo número de ingenieros y una calidad de educación deficiente; 2) la insuficiente protección de los derechos de propiedad intelectual; 3) la cultura de rechazo al fracaso, que evita que los emprendedores tomen riesgos visibles en la baja inversión en investigación y desarrollo y 4) problemas logísticos, en especial las deficiencias en servicios públicos, comunicaciones e infraestructura de transporte.

De hecho, con la excepción de Brasil, que invierte 1% del PIB en I+D, el promedio de la región es inferior a 0,5%, esto es, un tercio del nivel de China y un cuarto del de los países de altos ingresos. Eso conduce a un número de patentes muy inferior al nivel esperado para la etapa de desarrollo en que se encuentra.

Motivación

En América Latina 15% de los adultos dice ser dueño de un negocio, otro 12% se define como independiente, sin ser dueño de una firma. A nivel regional, más de la mitad de las empresas son informales -con Chile, Ecuador, Panamá, Paraguay y Uruguay con las mayores tasas de formalidad- en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, nueve de cada 10 empresas tienen menos de cinco empleados, y en la región, 60% de los dueños de empresas informa no tener empleados pagados.

Parte de la razón de que las empresas sean pequeñas es que más de la mitad de los dueños se vieron forzados a emprender casi el doble de la tasa de las economías ricas, es decir, el 60% de los emprendedores deciden emprender porque detectan una oportunidad o tienen una idea de negocios. Estos últimos tienen mayores expectativas de desarrollo y mayor disposición a tener empleados, además, de poseer en general un nivel de educación más alto que el de quienes se vieron obligados a formar un negocio.  Los latinoamericanos no están predispuestos a ser transformadores del ambiente de negocios, se informa.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar