Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El Movimiento de Trabajadores Sin Tierra (MST) de Brasil celebra hoy su sexto Congreso Nacional con la presencia de más de 15 mil representantes rurales que analizarán las vías para consolidar la lucha por la Reforma Agraria.

En esta reunión, que se extenderá hasta el viernes próximo en esta capital, se realizará un recuento de los 30 años del MST y se definirán las acciones a seguir para reimpulsar el proceso de entrega de tierras a trabajadores del campo, destacó Débora Nunes, coordinadora de esta cita.

Después de tres décadas persisten las inequidades en el campo como consecuencia de la concentración de la tierra en manos de unos pocos oligarcas y la ampliación del modelo del agronegocio, lo cual atenta contra los pequeños agricultores, señaló la fuente.

Para Nunes, el programa agrario defendido por el MST protege el suelo, aporta posibilidades al labriego y "constituye una alternativa a los problemas estructurales del campo y toda la sociedad brasileña".

Se trata de una herramienta que guía a la militancia de esta agrupación y promueve el diálogo con la sociedad, además de impulsar un programa de Reforma Agraria popular que establece nuevas relaciones de producción, aseveró.

Según el Instituto Nacional de Colonización y de Reforma Agraria (Incra), más de 186 mil familias brasileñas esperan por un pedazo de tierra para producir alimentos.

Por ello, dijo, hace falta continuar la lucha, la presión sobre el Gobierno para lograr los objetivos propuestos por este movimiento: una verdadera transformación en el campo que garantice la democratización en las zonas rurales.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar