Artículos de opinión

Feminismo campesino

Brigitte Baptiste

Martes, 26 Septiembre 2017

Tipnis = Agua

ELIZABETH VARGAS SOLÁ

Domingo, 17 Septiembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Familiares de cinco campesinos presos desde 2012 que se encuentran en huelga de hambre se encadenaron hoy en señal de protesta ante el Hospital Militar donde se encuentran recluidos contra su voluntad.

Se trata de la madre de los hermanos Adalberto y Néstor Castro, la hija de Felipe Benítez, la madre de Arnaldo Quintana y la esposa de Rubén Villalba, todos encarcelados tras el sangriento desalojo de Curuguaty en el cual murieron 11 rurales y seis policías.

La protesta se inició después que el Tribunal de Sentencia de Saltos de Guairá rechazó este miércoles la petición de la defensa para conceder a los acusados prisión domiciliaria dado su grave estado de salud y el largo tiempo de encierro sin juicio definitivo.

En declaraciones a la prensa resaltaron lo que consideran un fallo injusto y peligroso para la vida de los cinco presos y avance de las largas condenas reservadas para la culminación del proceso.

Por otra parte, la orden judicial que negó la prisión domiciliaria fue acompañada por la autorización al gobierno de aplicar la atención médica y la eventual alimentación a los huelguistas, aún contra la voluntad de ellos.

Los campesinos cumplieron hoy 57 días sin ingerir alimentos sólidos y en una situación considerada muy delicada por médicos y familiares.

Más sobre el caso Curuguaty:

Familiares repudian rechazo de prisión domiciliaria

Pronunciamiento: Solidaridad y llamado a la defensa de la vida de los cinco presos en huelga de hambre en Paraguay.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar