Un espacio para empujar políticas concretas para la agricultura campesina familiar

La Vía Campesina definió participar del Año Internacional de la Agricultura Familiar impulsada por la ONU en este 2014, como un espacio de debate y construcción colectiva para posicionar  la Soberanía alimentaria que tiene como base el campesinado. Las y los campesinos en todo el mundo resisten produciendo y proporcionando una alimentación saludable y soberana a  los pueblos,  al contrario de la industria alimentaria cuya prioridad es el lucro  y la especualación,  su estrategia es hacer cada día a la agricultura más dependiente de sus agrotóxicos incrementando así sus ganancias por la venta de herbicidas, saqueando y contaminando  bienes naturales.

Hemos sido testigos de una profunda crisis alimentaria que ha  visibilizado  -la producción alimentaria campesina y  - erradicación del hambre en la agenda de la ONU, donde se ha reconocido el papel crucial de los campesinos y campesinas en esta ardua tarea.  

La Vía Campesina en el Año de la Agricultura Familiar  busca  posicionar propuestas políticas en el marco de la Soberanía Alimentaria construidas por las y los campesinos. 

El término “agricultura familiar” es muy amplio y puede incluir casi cualquier modelo o forma de agricultura cuyos dueños directos no sean corporaciones o inversores. Incluye a pequeños y grandes productores (con granjas de miles de hectáreas), e incluye también a pequeños productores que dependen totalmente del sector privado a través de la agricultura por contrato u otras formas de explotación económica. Eso se promueve entre otros bajo conceptos como “La cadena de valor”.  Es por eso que La Vía Campesina defiende la Agricultura Familiar pero Campesina y agroecológica, en oposicióna la agricultura a gran escala, industrial y toxica del agronegocio que expulsa campesinos y acapara tierras en todo el mundo.

Por tanto, es urgente  que en este Año Internacional de la Agricultura Familiar realmente de pasos  importantes y movilice voluntades para implementar políticas que protejan y fortalecen la agricultura familiar campesina. La Vía Campesina defiende un modelo de producción de alimentos para la Soberanía Alimentaria y esto incluye:

El Acceso y control sobre los recursos productivos como la tierra, el agua, las semillas campesinas y el crédito.  Es importante animar desde este espacio la urgencia de Reformas Agrarias Integrales.  Democratizar la tierra, generar empleos directos, vivienda  y producción de alimentos. Consideramos que la  concepción de reforma agraria integral  no se limita apenas a la distribución  de las tierras. Defendemos una Reforma Agraria Integral que ofrezca plenos derechos sobre la tierra, reconozca los derechos legales de los pueblos indígenas a sus territorios, garantice a las comunidades pesqueras el acceso y el control de las zonas y ecosistemas de pesca y reconozca el acceso y el control de las tierras y las rutas de migración de pastoreo

El  reconocimiento  de que las mujeres campesinas y agricultoras tienen los mismos derechos en relación a los hombres,

Dar prioridad de los sistemas de alimentos y mercantilización locales

Reconocer de derechos y protección contra la producción dirigida por las corporaciones, la producción de agrocombustibles a gran escala, etc.

Un modelo de producción agroecológica.

Durante este Año de la ONU, como La Vía Campesina,  también planteamos  algunas amenazas y exigencias claves, como la criminalización, judicialización y la represión continua que viven las campesinas y campesinos, no solo por parte de los estados sino también de las transnacionales.  En todo el mundo hay casos de  conflictos existentes por la tierra y otros bienes naturales.

Exigimos  a los gobiernos nacionales que: Paren el acaparamiento de tierras, agua y semillas; Promuevan políticas que garanticen la Soberanía Alimentaria,  la biodiversidad y las semillas campesinas, que  mejoren el acceso a la tierra y al agua; Reconozcan  los derechos de los campesinos/as a la producción, la re-producción e intercambio de sus semillas tradicionales, garantes de la biodiversidad cultivada y de su autonomía y Aumenten el apoyo y la inversión pública en la producción campesina que garanticen mercados y comercialización  justa.

A nivel internacional, instamos a los gobiernos a que apliquen las Directrices Voluntarias para la  Gobernanza Responsable de la Tenencia de la Tierra, la Pesca y los Bosques y otras decisiones clave del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA).  Adoptando la Declaración de la ONU de los Derechos de los Campesinos. Asimismo que se implemente  Tratado Internacional sobre los Recursos  Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura y que cesen las negociaciones de todo nuevo acuerdo comercial, especialmente TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership)  o  TPP (Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Cooperación Económica).

Desde La Vía Campesina  creemos que hay que aprovechar este año para reorientar la agricultura hacia un modelo de la Soberanía Alimentaria que genera empleos, provee alimentos sanos y que respeta los bienes naturales. Llamamos a construir una alianza entre el campo y la ciudad  que rescate la dignidad del campesinado y su gran aporte en la producción de alimentos, necesitamos ajustes políticos  importantes en nuestras mesas y en nuestros campos.


Contactos Prensa:

Eberto Díaz - Colombia – 573103017534 (Español)

Edgardo García- Nicaragua – 50588872973  (Español)

Equipo de Comunicación La Vía Campesina-  32498522163 ( Todos los idiomas)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar