Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

La Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy) confirmó hoy que 115 dirigentes campesinos fueron asesinados o desaparecidos entre 1989 y 2013 mientras luchaban por el derecho a la tierra.

El informe de la entidad señaló que estos crímenes más los atropellos, persecución y encarcelamiento de otros líderes rurales se registran en una etapa en la cual, supuestamente, se rescató la democracia en Paraguay tras los 35 años de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

Se trata de un plan sistemático del poder político y económico para apropiarse de los territorios campesinos, sentenció la Codehupy.

El informe presentado se respalda con numerosas entrevistas a familiares y testigos de las muertes y desapariciones así como usando documentos de tipo legal y jurídico de diversos tipos que tienen relación con el desconocimiento de los derechos de los residentes en áreas rurales.

La Coordinadora explicó que la dureza de esos testimonios y la importancia de la documentación respectiva le servirá para denunciar esos hechos a instancias internacionales en su batallar por lograr terminar con la violencia y la persecución a los campesinos.

En el 2007 la Codehupy publicó el llamado Informe Chokokue, que documentó el patrón de violencia estatal e impunidad judicial contra las organizaciones campesinas en el marco de la lucha por la tierra, en el periodo comprendido entre 1989 - 2005.

La actual información divulgada sirve para poner al día y contabilizar los numerosos casos y tiene el objetivo de dar seguimiento a la anterior investigación, abarcando ahora el periodo de 1989 a 2013.

El coordinador del informe, Hugo Valiente, dijo que esa violencia está en concordancia con las condiciones socioagrarias de Paraguay, donde existe una de las estructuras latifundistas más injustas del mundo, con el 80 por ciento de la tierra en manos de dos por ciento de propietarios.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar