Artículos de opinión

Feminismo campesino

Brigitte Baptiste

Martes, 26 Septiembre 2017

Tipnis = Agua

ELIZABETH VARGAS SOLÁ

Domingo, 17 Septiembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Acontinuacion compartimos in extenso el comunicado remitido por las organizaciones provinciales, cantonales y comunitarias que integran la Coordinadora Nacional Campesina Eloy Alfaro, del Ecuador.

Dando cumplimiento a la resolución tomada por unanimidad durante la Asamblea ordinaria del 29 de julio, realizada en la ciudad de Quito, nos hemos convocado para concentrarnos junto con delegaciones de nuestras organizaciones de base, en el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, MAGAP el día 13 de agosto, con la finalidad de invitar y requerir a las autoridades de este ministerio el impulso de un diálogo urgente para tratar algunos asuntos vitales que comprometen a la existencia y el futuro de la agricultura familiar campesina, donde intervienen  más de 650.000 familias y sobre cuya actividad productiva depende la provisión del 64% de alimentos que consumimos los ecuatorianos.

Siendo la alimentación un derecho por mandato de la Constitución y la Soberanía Alimentaria un objetivo estratégico  que se efectiviza a través de la pequeña agricultura familiar campesina, corresponde al Estado el cumplimiento de las garantías, a través de las políticas públicas dirigidas hacia este sector, que están previstas en el artículo 281 de la Constitución.

Entre los temas “urgentes” que planteamos desarrollar a través de este diálogo:

1.- Consideramos que tiene una gran relevancia en primer lugar el análisis respecto a las implicaciones que el objetivo estratégico del cambio de la matriz productiva propuesto por el gobierno nacional para este nuevo período, tiene para la agricultura familiar campesina, pues, siendo que esta forma de producción y de modo de vida, posee unas cualidades específicas, (muy distintas de la agricultura agro-empresarial capitalista, que enriquecen las oportunidades de desarrollar el sistema económico social y solidario que manda nuestra Constitución); el objetivo particular para este sector , inserto dentro del objetivo gubernamental de superar la dependencia, debe ser sin duda el de su fortalecimiento para sustentar plenamente la soberanía alimentaria, superar la pobreza rural, preservar la naturaleza y la biodiversidad y fortalecer las capacidades colectivas existentes en las comunidades; toda vez que la agricultura familiar contribuye eficazmente en los siguientes aspectos:

  1. contribuye a la generación del 27% del empleo nacional;
  2. contribuye a sustentar el 64% de la canasta de alimentos básicos de los ecuatorianos;
  3. garantiza un uso ambientalmente sostenible y menos contaminante de los recursos naturales, especialmente del suelo;
  4. contribuye de manera positiva a mantener el equilibrio de la balanza comercial (exporta mucho más de lo que importa);
  5. juega un rol estratégico en el fortalecimiento del Estado Plurinacional e Intercultural y en el mantenimiento del 37% de la población en las zonas rurales;
  6. y, tiene una función primordial para fortalecer las potencialidades de desarrollo turístico del país (diversidad agroalimentaria, cultural, étnica, etc.).

Partir de la constatación evidente a nivel antropológico, sociológico y económico de que en el Ecuador existen diversas formas de agricultura y que resultaría un fracaso pretender homogenizarlas, debe llevarnos a proponer nuevos desafíos de las políticas públicas para la agricultura familiar campesina que no sean la repetición de las fracasadas políticas de la revolución verde o desarrollo rural.

2.- En consonancia con el objetivo de fortalecer la agricultura familiar campesina, proponemos en segundo lugar el diálogo sobre la ley de tierras y territorios que se está discutiendo en la Asamblea Nacional, a partir de la ley que por iniciativa popular normativa fuera propuesta por Coordinadora Nacional Campesina Eloy Alfaro, y organizaciones que formábamos parte de la Red Agraria Nacional, en el año 2012, y que habiendo sido calificada por el Consejo de Administración de la Legislatura, está siendo debatida  en la Comisión de Soberanía Alimentaria de la Asamblea Nacional, sin contar con nosotros, los proponentes.

El diálogo sobre el “rol de la tierra” en el régimen de desarrollo agroalimentario y económico nacional, debería llevarnos a profundizar sobre la función social y ambiental de la tierra, sobre el papel regresivo del  latifundio y el minifundio, como trabas estructurales para el desarrollo agropecuario, sobre la necesidad de concretar el mandato constitucional sobre la creación del “fondo de tierras” para disminuir la desigualdad en el acceso a la tierra, sobre la necesidad imperiosa de incorporar la planificación territorial sobre el uso del suelo y sobre la necesidad de crear una institucionalidad apropiada para regular y controlar el uso de este recurso que aunque sea renovable, es finito y se viene erosionando aceleradamente.

3.- Así mismo proponemos iniciar un diálogo urgente respecto de las amenazas posibles e impactos negativos que pudiera producir en la situación de la agricultura familiar y para la soberanía alimentaria, la suscripción del acuerdo de adhesión del Ecuador al acuerdo comercial multipartes suscrito entre Colombia y Perú con la Unión Europea. Únicamente por citar el caso de un posible afectado, nos preguntamos cuáles han sido las protecciones que se han negociado para precautelar la situación del sector ganadero que involucra a cerca de 900.000 personas y genera una actividad superior a los 900 millones de dólares anuales, más allá del discurso liviano de que la leche líquida no ingresaría al país, pues, jamás ha ingresado una gota de leche líquida de Europa, pero si leche en polvo para mezclarla con agua y producir la leche envasada.

Sobre este tema que, como ya sucedió en México y está ocurriendo en Colombia, donde se han profundizado las desigualdades y conflictos en las zonas rurales y campesinas, es urgente que se transparente y haga conocer cuáles fueron los cambios en Anexos  que se negociaron y sobre la conveniencia o no para el país.

Respaldamos totalmente la propuesta del presidente de la República planteada en el enlace de la semana pasada de que se transparente el Acuerdo, y de que se someta a una Consulta Popular la decisión sobre la suscripción del Acuerdo, pues, siendo el futuro de los ecuatorianos lo que está en juego, debe permitirse a los ecuatorianos tomar parte en esta trascendental decisión.

4.- Dentro de los temas relacionados con el Plan Tierras y el proceso de redistribución implementado por el MAGAP proponemos entablar procesos de diálogo  que coadyuven a resolver la situación de estancamiento en la que se encuentran varios de los procesos que involucran a organizaciones miembros de la Coordinadora Eloy Alfaro, alguno de los cuales inclusive fue anunciado por el señor Presidente de la República en un Enlace Ciudadano pasado. En concreto proponemos impulsar el diálogo sobre la situación de las siguientes organizaciones:

a)      El Porvenir (cantón Quito)

b)      Asociación de Indígenas residentes en Quito (cantón Quito)

c)      Asociación las Mercedes (Guayas)

d)      Asociación Agro-turística y refugiados del Volcán Tungurahua (Pastaza)

e)      Unión de Organizaciones Sociales Peninsulares (UNOSOPEN-Santa Elena)

f)   Reestructuración de la deuda de un Paso al Progreso Asociación Agroindustrial San Isidro, Asociación Agropecuaria San Rafael (Carchi).

5.- La aplicación del Decreto 016 del señor Presidente de la República está generando problemas para las organizaciones campesinas, pues, siendo que cumplen un rol de apoyo productivo con asistencia técnica, comercialización, asistencia financiera, cumplen también un rol social de apoyo en educación organización, etc., y se pretende encasillarlas en formatos ajenos a su naturaleza. Por ello, es importante entablar un diálogo constructivo para establecer los mecanismos más apropiados de aplicación del mencionado decreto.

6.- Finalmente,  queremos incorporar en este diálogo, para que la autoridad de ministerio sirva como canal de relación,  nuestra preocupación respecto a lo que viene ocurriendo en el Seguro Social Campesino, donde sin justificación alguna se pretende separar de la institución a nuestro compañero Jorge Loor Cevallos, de la función de subdirector de la provincia de Manabí, afectando un proceso de reestructuración institucional y recomposición socio organizativa de este sector que ha sido un puntal del proceso de cambio y transformación que viene experimentando el país desde el ascenso a la presidente del compañero Rafael Correa.


 CNC- Eloy Alfaro

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar