Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Los partidos políticos quieren impulsar la producción de granos, terminar con la importación de alimentos y  hacer que los bolivianos consuman productos bolivianos, según indican los  programas de  Gobierno para las elecciones generales.

Dos expertos coincidieron en señalar que no hay una discusión profunda sobre la dupla seguridad alimentaria y soberanía alimentaria para los siguientes años.

Por ejemplo, el partido Unidad Demócrata (UD) impulsará la producción de granos, carnes,  azúcar, frutas, productos orgánicos y otros  productos de "amplio” consumo (ver cuadro).

El Movimiento Sin Miedo (MSM) quiere recuperar la capacidad productiva, sobre todo el de trigo y así coadyuvar a la seguridad alimentaria del país.

El Partido Verde (PV) plantea modernizar el agro y la agroindustria fomentando el desarrollo tecnológico de punta,  además de evitar la importación.

En el caso del Partido Demócrata Cristiano (PDC) si bien el tema de la seguridad alimentaria no lo maneja en esos términos, quiere lograr la producción y consumo de lo nuestro, debido a que, cuestionan, el valor de la importación de alimentos se ha triplicado en los últimos ocho años.

"Hecho en Bolivia/Consume lo Nuestro, emplea a los nuestros, es fundamental porque los bolivianos nos alimentamos más cada día de productos importados. En 2005 se importaron 200 millones de dólares en productos y en 2013 subió a 600 millones de dólares, es decir que está creciendo la internación de alimentos  extranjeros y se disminuye la producción nacional”, enfatizó el candidato a diputado por el PDC, Julio Alvarado.

El postulante explicó que si bien no usaron el término de  seguridad alimentaria en su programa de Gobierno es porque eso implica incurrir en "demagogia”.

"Hablar de seguridad alimentaria implica que la población tenga acceso a los alimentos, pero lo que sucede en Bolivia es que no tenemos el acceso porque encarece más y porque estamos consumiendo productos extranjeros que tienen precios internacionales. No hay seguridad alimentaria porque cada día producimos menos alimentos; entonces, es demagogia utilizar la palabra seguridad alimentaria  y más demagogia es utilizar soberanía alimentaria como está en la Constitución, con conceptos que no se dan y que la realidad es totalmente diferente”, agregó.

Finalmente el Movimiento Al Socialismo (MAS) promete apoyo a la producción a través de  nuevos emprendimientos.
El economista Carlos Toranzo observó que en los diferentes programas no hay una discusión fina sobre la dupla seguridad alimentaria y soberanía alimentaria.

"Tenemos seguridad alimentaria por el exceso de dólares que permite que importemos todo, pero estamos perdiendo soberanía alimentaria porque decrece cada vez más la producción alimentaria.  Casi no hay análisis sobre el incremento de la importación de alimentos”, apuntó.

Otro de los factores es la apreciación cambiaria, que hace que la mercancía más barata sea el dólar y, por tanto, convenga a los comerciantes internar más.

Toranzo consideró que el déficit en la producción del trigo es la aguja en el pajar de la soberanía alimentaria, que está en crisis.
Agregó que en el caso de la producción de cítricos en los Yungas de La Paz, éstos desaparecieron porque la plantación de coca es más rentable.

El director del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), Lorenzo Soliz, resaltó que los candidatos hablan de fortalecer la seguridad alimentaria, pero se olvidaron del concepto como tal, que  quiere decir no sólo producir alimentos básicos, sino también mantener la diversidad de alimentos que hay en el país. "En Bolivia tenemos una alta  diversidad (llanos, Chaco, altiplano, valles) y precisamente la soberanía alimentaria debería consistir en mantener esta diversidad de productos y esto  está a cargo de las comunidades, pueblos indígenas, campesinos, por lo que percibo que hay un déficit  en los planes de Gobierno”, dijo Soliz.
 
 Según  la Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios (APIA), Bolivia necesita aumentar la producción agrícola nacional hasta un  75% para lograr la seguridad alimentaria con soberanía en los próximos 12 años.

Punto de vista de Lorenzo Soliz, Director del CIPCA

"Deben apoyarse en los indígenas- campesinos”
Efectivamente la mayoría de los partidos plantean  disminuir la importación de alimentos, no dicen cómo pero quieren impulsar la producción de algunos alimentos como la soya, el arroz, el azúcar y otros.
Lo que está en manos de los campesinos-indígenas tiene escasa función, eso es un elemento importante a considerar. El otro aspecto es reducir la importación, pero  no se dice cómo, es el caso del trigo, hay importación ilegal y no tenemos ningún dato al respecto, el Gobierno no tiene un centro especializado al respecto.

Seguridad y soberanía alimentaria son elementos que están en la Constitución y que hacen referencia a la necesidad de avanzar en este tema. Es importante apoyarse en los campesinos-indígenas porque preservan el medio ambiente, la biodiversidad que tenemos en el país, preservan la semillas tradicionales, también generan empleo. También  preservan conocimientos ancestrales que combinados con la ciencia aún tienen mucha vigencia y aportan al mantenimiento de la biodiversidad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar