Sudamérica Rural Suscribase

Somos parte de

Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Contáctenos

Av. 20 de octubre # 2396, casi esq. Belisario Salinas
Edif. María Haydee. Piso 12
Telf. 591-2-2115952
Casilla Nº 9052
Contacto: ipdrs@sudamericarural.org
La Paz – Bolivia
NIT: 169994029

El modelo económico del gobierno de Horacio Cartes en torno a la tierra, el empleo, la criminalización de la lucha social y las privatizaciones de servicios estatales empujan a distintos sectores del campo y la ciudad a luchas comunes.

Organizaciones sociales y políticas de Paraguay se movilizarán mañana miércoles 10 de diciembre en una gran marcha que arrancará a las 18 horas en Asunción, en el día internacional por los derechos humanos.

A diferencia de años anteriores, está organizada y convocada por unas 17 organizaciones campesinas y urbanas, que participan de la construcción del Congreso Democrático del Pueblo, un frente de lucha común contra las políticas económicas del gobierno.

Pareciera que este año el movimiento social y popular se hizo cargo de la marcha, que históricamente estaba más bien convocada por sectores de la sociedad civil organizada y el movimiento urbano.

La marcha partirá a las 18 horas desde la céntrica Plaza Italia y bajará por la calle Chile hasta llegar frente a la Fiscalía, donde se realizará un acto de protesta frente a este órgano estatal que encarna las políticas represivas.

Se continuará por la misma calle hasta frente al Ministerio del Interior, que junto con la Fiscalía y la Justicia, cierran el circuito de criminalización, espionaje y persecución de la protesta social en el país.

Por la misma calle Chile la marcha bajará hasta el microcentro asunceno hasta el Panteón de los Héroes, donde se registrará el acto central con discursos y proclamas.

Las organizaciones convocantes son el Frente Guasu, Partido Paraguay Pyahurâ, Conamuri, Partido Kuña Pyrenda, Movimiento 15 de junio, Otep-Sn, Fnc, Connats, Frente Recoleta, Frente Patriótico Popular, Corriente Sindical Clasista, Spp, Mcnoc, Fenaes, Coordinadora de Camioneros del Paraguay y el Frente Estudiantil por la Educación.

El campesinado

Este sector vive tiempos duros durante el gobierno de Cartes, desde que éste asumió al menos dos líderes fueron asesinados selectivamente, más de 200 fueron imputados por resistir a la sojización de sus territorios y cientos de otros encarcelados, reprimidos y mutilados físicamente.

Comunidades enteras fueron arrasadas, a pesar de estar en trámites institucionales ante organismos del Estado, por el trabajo conjunto de policías, fiscales, jueces y pistoleros civiles contratados por terratenientes.

Esto se dio en el contexto de agresiva expansión sojero-ganadera en el país sobre tierras campesinas e indígenas, favorecida por la flexibilización de las leyes ambientales y el fomento de inversiones del agronegocio por el actual gobierno.

Un punto culminante de este conflicto económico-ambiental fue la muerte de dos niñas, 400 animales y unas 30 personas enfermas en el asentamiento campesino de Húber Duré, a 330 kilómetros al Noreste de la capital paraguaya.

Teodolina Villalba, de la Federación Nacional Campesina (FNC), dijo que las violaciones más grandes de derechos humanos en 2014 se dieron en torno a la tierra, el acceso a mercado y también en cada atropello que sufrió el campesinado.

En los demás sectores populares del país se dieron, dijo, en la falta de trabajo, salud, educación y por las políticas privatistas del gobierno.

Los Bañados

Es la primera vez que las organizaciones de las comunidades ubicadas en los bordes ribereños de Asunción, los bañados, participarán como cuerpo en una marcha del 10 de diciembre. Anteriormente participaban aisladamente.

Tiene que ver con la coyuntura que viven la familias de estos territorios y con la politización de las organizaciones, que este año además de soportar la mayor crecida del río Paraguay en 30 años, resisten a los planes de desalojo del gobierno y sectores inmobiliarios de la ciudad.

“El problema es tan grave que llega a la médula de la gente y afecta a la mayoría. Lo que antes veías por tele ahora llegó a tu casa”, explicó el dirigente bañadense Cleto Pérez.

Para las organizaciones de estos barrios la marcha será una oportunidad para fortalecerse al entrar en relacionamiento y reconocerse en las luchas de los demás sectores, que son comunes: la tierra, el trabajo y la criminalización, dijo.

Mañana participarán como Coordinadora de los Bañados por la Tierra(COBATI), exponiendo sus necesidades más sentidas de tierra y el derecho a vivir en la ciudad, en medio de contextos que amenazan con desalojarlos.

Las organizaciones estudiantiles

El sector estudiantil participará de las movilizaciones en un año marcado por el descontento por la implementación de la nueva Ley de Educación Superior, la injerencia política partidaria en las universidades y la persecución/represión directa de los órganos estatales sobre el sector.

La dirigente del Frente Estudiantil por la Educación, Ana Portillo, dijo que hubo acontecimientos graves este año 2014, que profundizaron las tensiones en la universidad. La elección a través de lealtades partidarias del nuevo rector de la Universidad Nacional de Asunción, Froilán Peralta, fue una de ellas.

La implementación de la nueva ley mencionada confirmó los riesgos que el sector estudiantil organizado advirtió en el pasado: si no había una restructuración profunda, los nuevos órganos y procesos iban a ser incompetentes y funcionales a la lógica política.

Eso se confirmó, dijo la referente, con el nuevo órgano rector de la universidad, el Consejo de Educación Superior-CONES, que ante casos de corrupción en universidades o injerencia partidaria… mostró su incapacidad de controlar estos procesos. O incluso, en algunos casos, mostró una actitud displicente y hasta apañadora hacia universidades privadas, dijo.

“La marcha tiene la intención de evidenciar el descontento, sobre todo en torno a los atropellos más alevosos. Evidencia que se trata de un modelo que afecta a todos los sectores. Nadie se salva”, explicó.

Para ella la marcha por los derechos humanos es como un “paraguas amplio y con un lenguaje amigable a todos”, que además rompe con la intención del gobierno de dividir o mostrar que quienes protestas son solamente agitadores sociales.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar