Artículos de opinión

Feminismo campesino

Brigitte Baptiste

Martes, 26 Septiembre 2017

Tipnis = Agua

ELIZABETH VARGAS SOLÁ

Domingo, 17 Septiembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Integrantes de la Organización Nación Mapuche de la Provincia de La Pampa (Argentina) entregaron a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) un informe acerca de la situación “crítica” por los desalojos de integrantes de esa comunidad en la costa del río Colorado.

El reclamo, que el año pasado fue entregado al gobernador Oscar Jorge con copia a la vicegobernadora Norma Durango y a todos los bloques legislativos provinciales, ingresó hace algunos días a la ONU, gracias a la colaboración de una ONG de Inglaterra con estatus consultivo especial en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas desde 2013 y que acompañó la gestión luego de contactarse con la organización argentina mencionada.

El werkén Rubén Larrondo, integrante de la Nación Mapuche, informó que también se tomó contacto con la embajadora mapuche Flor Calfunao Paillalef, con el objetivo de avanzar con una campaña internacional permanente sobre los problemas que afectan a las comunidades mapuche.

“Vamos a pedir que la AFIP analice a los inversionistas que le compraron tierras al ente provincial del Río Colorado”, agregó, por su parte, el Inán Lonko Fernando Arce.

El pedido concreto que ahora analiza el Consejo de Derechos Humanos de la ONU fue presentado por “Auspice Stella”.

En uno de sus párrafos expresa: “…las comunidades mapuches ubicadas en la ribera del río Colorado, al oeste de la Pampa, viven en la total incertidumbre, amenazadas de ser expulsadas de sus tierras, debido a la negligencia de las autoridades para otorgarle los títulos de propiedad que legítimamente les pertenecen…”, en alusión al extenso reclamo con amplia documentación y antecedentes judiciales argentinos, presentado formalmente por la Organización Nación Mapuche, en defensa de la Comunidad Mapuche ubicada en el Oeste Pampeano, presentado a mediados del 2013.

Cabe destacar que “Auspice Stella” es una ONG que apoya al pueblo mapuche de Argentina y Chile y otros pueblos indígenas de América Latina en su lucha por los derechos fundamentales y el apoyo a los países respecto de que se trate Declaración de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas y su lucha por la tierra, los derechos económicos y culturales, la autonomía y la autodeterminación. Esta institución tiene status consultivo especial en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas desde el año 2013.

El documento dirigido a la presidencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y que lleva la firma de Dame Nina Saleh Ahmed (Director Ejecutivo de “Auspice Stella” – Comisión de Derechos Humanos Mapuche), expresa lo siguiente:

“Este año, los mapuches conmemoran el 130 aniversario del cese de la resistencia armada contra los ejércitos chilenos y argentinos del siglo 19 que entonces amenazaban ocupar la Araucanía y la Patagonia o Wallmapu y subyugar a su población por medios violentos. Estos eventos son conocidos como la ‘Pacificación de la Araucania’ en Chile y la ‘Campaña del Desierto’ en Argentina, durante este proceso, los que sobrevivieron fueron sujetos a condiciones de subsistencia tan extremas y terribles que estuvieron a punto de ser completamente exterminados. Hoy en día hay pruebas sustanciales de estos actos de genocidio; deploramos el hecho de que no hay ni la sensibilidad ni la voluntad política por parte de las autoridades argentinas para reparar de manera equitativa los derechos fundamentales de estas comunidades, tales como el derecho básico a vivir en sus territorios ancestrales”.

Y el documento agrega: “hay una gran preocupación en las comunidades mapuches que se refiere a las concesiones del gobierno a las empresas nacionales y multinacionales de todo tipo, que operan sin el consentimiento previo, libre e informado como lo establece el Convenio 169 de la OIT, ratificado por Argentina”.

La organización no gubernamental presentó en el mismo documento el reclamo de otras comunidades indígenas tales como “Newen Winkul” de Neuquén, que está siendo afectadas negativamente por las actividades de extracción de petróleo en el sector. En este caso en particular sostiene: “algunos miembros de las comunidades afectadas, han sido asaltados, como resultado de sus protestas contra la extracción petrolera, por personal de la empresa petrolera, los que actúan con impunidad ante la ausencia de tribunales que administren justicia de forma imparcial”.

Además, el escrito ingresado a la ONU menciona la situación que viven las comunidades de ‘Vaca Muerta’, como resultado de la contaminación del agua debido al controvertido uso del fracking y también a las comunidades mapuches de Paicil y Antreao, “quien a pesar de poseer títulos de sus tierras, se les sigue negando la restitución de la totalidad de sus tierras que legítimamente les pertenecen”, expresa el texto.

 

Fuente: diariotextual.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar