Luis Arce, Ministro de Economía y Finanzas públicas, anunció ayer que en su despacho setrabaja en la redacción de una norma para que los cocaleros tributen por la comercialización de la hoja de coca. A su vez, Gumercindo Pucho, viceministro de Coca y Desarrollo Integral, confirmó el tratamiento de una ley que contempla un impuesto, posiblemente al llamado taque de hoja de coca.

Pucho explicó a Página Siete que actualmente los cocaleros aportan cinco bolivianos por taque (o 10 taques a 40 bolivianos). Ese dinero va destinado al funcionamiento de la Dirección General de la Hoja de Coca e Industrialización (Digcoin).

"Se está viendo convertir ese aporte en un impuesto. Ellos (los cocaleros) aportan siempre, es como una tasa", afirmó la autoridad. Sin embargo no se tiene definido el monto del impuesto. El Viceministerio de Política Tributaria decidirá la cifra.

"Hay una ley que se está trabajando para el tema de la comercialización de la hoja de coca y hay avances muy buenos y en realidad ahí vemos total y completa predisposición de los compañeros cocaleros de tributar", expresó el ministro Arce, según el periódico Página Siete.

El ministro afirmó que "en algún momento" los cocaleros del país tienen que tributar al igual que otros sectores del país. Resaltó que existen conversaciones con el sector sobre este tema y predisposición, a diferenciarse de otros "como los carniceros".

Por su parte, el viceministro también informó que una vez que la norma sea promulgada, el funcionamiento del Digcoin será solventado con recursos del Tesoro General de la Nación (TGN).

Severo Chambi, dirigente sindical de Yolosa de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), sector Chicaloma de los Yungas de La Paz dijo que existe un rechazo mayoritario de los productores al detalle de la hoja de coca porque este sector ya tributa a la Dirección General de la Hoja de Coca e Industrialización (Digcoin) por la venta de su producto.

"Nosotros, al sacar al detalle (la coca), pagamos ya en los puestos de controles una tarifa, un costo, entonces al detallar todo eso ya está a Digcoin, ya están cancelando. Los productores al detalle sacamos el producto, tenemos un retén en (la tranca de) Unduavi, pagamos y toda esa situación ya entra al impuesto", expuso Chambi a La Razón.

También explicó que los comercializadores pagan 40 bolivianos por cada ocho bultos de coca, es decir, por cada 400 libras, lo cual sería una forma de pagar impuesto.

Recordó que existe un acuerdo entre el Gobierno y los cocaleros del trópico de Cochabamba para pagar impuestos por la producción y comercialización.

Sin embargo, señaló que a los Yungas de La Paz no se comunicó sobre un acercamiento para una posible tributación, como lo expresó el Ministro de Economía. Antecedentes En septiembre del año pasado, el presidente de Adepcoca, Ernesto Cordero, dijo que no están contra del pago, que se podría pagar uno o dos bolivianos por taque de coca, mostrando una inicial disposición a pagar.

Ese mismo mes, el Gobierno anunció que los productores y comercializadores de las seis Federaciones del Trópico de Cochabamba estaban de acuerdo para pagar un impuesto de cinco bolivianos por taque (50 libras) de coca.

Según el informe de monitoreo de cultivos de coca 2013 de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), se establece que la cantidad de la hoja comercializada en los dos mercados autorizados del país, Villa Fátima (La Paz) y Sacaba (Cochabamba), llegó a 19.150 toneladas métricas.

El 93 por ciento de la venta tuvo lugar en Villa Fátima, en tanto el restante 7 por ciento fue comercializado en Sacaba. Además, el informe de este organismo internacional divulgó que el 95 por ciento de coca de los Yungas pasa por mercados legales. En Cochabamba solo pasa el 5 por ciento, el resto va destinado al mercado ilícito.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar