Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

A través de una carta enviada al organismo internacional, la ONG Survival denunció hoy martes el "fracaso del Gobierno paraguayo en la protección de las tierras y las vidas" de los ayoreo totobiegosode, el último pueblo nativo en aislamiento en el territorio.

Con motivo del Examen Periódico Universal (EPU) de Paraguay en 2016, Survival International, el movimiento global por los derechos de los pueblos indígenas y tribales, remarcó que "muchos ayoreo han sido forzados a salir de su tierra por ganaderos y sufren niveles desproporcionados de enfermedades como tuberculosis, diabetes y malnutrición después del primer contacto".

Los totobiegosode son una de las 20 etnias indígenas que existen en Paraguay y un grupo de ellos, familiares de los que sí viven en contacto con la sociedad envolvente, permanece en aislamiento voluntario en los bosques de la región del Chaco que unen a Paraguay y Bolivia. Se trata del último grupo nativo en aislamiento que queda en América fuera de la Amazonía y, según Survival, está en riesgo de desaparecer a causa de la deforestación provocada por la actividad de empresas ganaderas en la zona.

Survival denunció en su misiva que las empresas ganaderas suramericanas Carlos Casado S.A., Yaguareté Porã S.A. e Itapoti S.A. han sido descubiertas desforestando ilegalmente miles de hectáreas del bosque de los ayoreo.

La ONG recordó en un comunicado que el miércoles pasado un grupo de manifestantes protestó ante la sede de la constructora española Grupo San José en la antesala de su Junta General de Accionistas, con pancartas que pedían "Salva a los ayoreo". Survival asegura que el Grupo San José tiene "implicación en la destrucción del bosque" de los ayoreo, a través de su filial Carlos Casado S.A.

"Los indígenas aislados ayoreo forman parte de las sociedades más vulnerables del planeta. Están perdiendo rápidamente su último refugio de bosque por las haciendas ganaderas y la agricultura. Su bosque, el Chaco, registra la tasa de deforestación más alta del mundo", manifestó la ONG.

En su escrito enviado a las Naciones Unidas, Survival señaló que el "contacto no deseado entre los trabajadores de los ganaderos y los ayoreo podría ser violento e inevitablemente desembocaría en la propagación de enfermedades mortales" frente a las que los indígenas tienen escasa o ninguna inmunidad.

El año pasado, la relatora especial de Naciones Unidas sobre derechos de pueblos indígenas advirtió que los ayoreo podrían resultar aniquilados si se destruía su bosque.

"Pero el Gobierno de Paraguay sigue violando la legislación paraguaya y el derecho internacional que reconocen los derechos de los ayoreo a su tierra", expresó Survival.

La ONG recomendó a la ONU que inste a Paraguay a adquirir o expropiar un mínimo de 550.000 hectáreas de tierra reclamada por el pueblo ayoreo totobiegosode desde 1993. Y que implemente acciones legales inmediatas contra las empresas que operan dentro del territorio reclamado por los ayoreo; así como proporcionar atención médica de emergencia y continuada para los integrantes de la comunidad.

"Los indígenas ayoreo en aislamiento son algunas de las personas más autosuficientes del planeta, pero se enfrentan a una catástrofe a menos que su tierra sea protegida", dijo este martes el director de la ONG con sede en Londres, Stephen Corry.

"El contacto ha traído enfermedad, miseria y un inmenso sufrimiento a sus familiares, que han dejado claro que la vida era mejor cuando vivían en el bosque. Es hora de que Paraguay defienda sus propias leyes contra las empresas extranjeras y detenga la destrucción de los últimos paraguayos aislados", añadió.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar