“Cuando veo esas personas, las caras de las personas, da una esperanza. Se siente que el   pueblo tiene capacidad de transformar, de construir un mundo más humano, más fraterno, de igualdad”, dicec Marina dos Santos, del Movimiento de los Trabajadores  Rurales Sin Tierra (MST), una de las 250 brasileñas  que participa del Encuentro Mundial de Movimentos Populares en Santa Cruz de La Sierra, Bolivia.Galería de Fotos.

El Encuentro comenzó en la mañana de este martes  (7), con la presencia de 1500 personas de 40 países del mundo. La programación prevé paneles de discusión sobre los ejes “Tierra, Trabajo,“Vivienda”, además de talleres para profundizar las discusiones e intercambios. Esos ejes fueron inspirados en la  exposición del Papa Francisco en el primer encuentro, que destacó que es preciso luchar  para que no haya más  “ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin trabajo digno y ninguna familia sin vivienda digna ”.

En la tarde de hoy, el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, hace una apertura  oficial del encuentro. El jueves (9), a las 17h30, el Papa Francisco también  se reunirá con los  participantes.

“La lucha por la Madre Tierra”

El primer panel “La lucha por la Madre Tierra y la contribución  de Laudato Si” contó con la exposición de cuatro representantes de resistencia campesina. Detrás de una mesa ornamentada con alimentos producidos por los pueblos de América, João Pedro Stedile, de la coordinación de La Via Campesina, recordó cómo la organización del agronegocio compromete la  soberanía alimentaria  y la salud de todos. “Nosotros tenemos que tener nuestro plan, el plan del pueblo.  Ya no basta con apenas ‘tierra para quien en ella trabaja’, como clamaba Zapata. Cambió el paradigma. Es necesario  pensar un cambio en el campo que interesa a todos, que garantiza la producción de alimentos sanos y sin venenos. Que respete la biodiversidad, que rescate la  agroecología. Ese plan de agricultura interesa a todo el pueblo”, destacó.

Silvia Ribeiro, del Grupo Etc, de México, criticó la concentración de las empresas que actúan en el campo, en todo el mundo. Ella citó el caso de las semillas, en el cual apenas diez empresas controlan 80% del mercado. Además de eso, las mismas que producen los venenos producen los transgênicos que dependen de ellos. “Los transgénicos produce mucho menos, no pueden  ser replantados, usan mucho veneno, causan diversos maleficios a la salud, como el aumento de los casos de cáncer, además de ser más caros”, señaló.

Rodolfo Machaca, de la Confederación  Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolívia, destacó el método que será usado durante el encontro: denunciar, levantar demandas y asumir compromisos. “Los gobiernos neoliberales tienen culpa porque permiten saquear nuestras tierras. Por eso la unidad internacional es fundamental, porque necesitamos unirnos  para expulsar a las multinacionales”, exhortó.

El  obispo de la  Diócesis de Aysén, de Chile, Luis Infanti della Moura, también criticó el imperialismo, recordando que  estamos todos llamados a luchar por un mundo mejor. “El Papa nos llama a tomar consciencia  para romper y derrubar las estructuras que nos esclavizan  cada vez más”.

Solidariedad internacional   

Melike Yarar representa del movimento de mujeres Kurdas. Ella dio su testimonio de las mujeres que luchan contra el Estado  Islámico que oprime los pueblos de su  país. “La  América Latina para nosotros es un ejemplo. Estamos aqui para compartir nuestra resistencia y para crear comunicación entre nosotros.  Necesitamos crear un plan de intervención global. Necesitamos unir nuestras fuerzas. Vivir es resistir, resistir es viver”, dijo. 

Primer encuentro

Entre 27 al 29 de octubre  de 2014, el Papa recibió en el Vaticano dirigentes sociales de los cinco continentes, que representan organizaciones de base  principalmente de tres sectores - trabajadores precarizados, campesinos sin tierra y personas que viven en viviendas precarias – más también  sindicalistas, activistas de derechos  humanos y  de pastorales sociales.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar